Benidorm se ilumina de azul turquesa por el Día Mundial de la Dislexia

Benidorm se ilumina de azul turquesa por el Día Mundial de la Dislexia.

Benidorm se suma a la celebración del Día de la Dislexia iluminando ayer noche de color azul turquesa dos emblemáticos iconos de la ciudad: el Castell y el Tossal de La Cala.

El color elegido por la Federación Española de Dislexia y otras dificultades específicas de aprendizaje (FEDIS) ha elegido este color al entender que el azul turquesa es el color que mejor representa la causa de la dislexia debido a que es un color con connotaciones mayormente positivas para las personas con dislexia, puesto que promueve la creatividad, la calma, la serenidad, la tranquilidad y relajación.

El objetivo de esta iniciativa, ha destacado el alcalde Toni Pérez, es “hacer visible este trastorno del aprendizaje que afecta aproximadamente a cuatro de cada seis fracasos y abandonos escolares”

La dislexia es un trastorno específico del aprendizaje que consiste en una serie de alteraciones de base neurobiológica, que afecta a los procesos cognitivos relacionados con el lenguaje, la lectura y la escritura con implicaciones de tipo leve, moderado o grave en el ámbito escolar. Se manifiesta a la hora de nombrar letras, recitar el alfabeto o en rimas simples, así como omisiones, distorsiones, lentitud y vacilaciones en la lectura. Nada de esto tiene que ver con la inteligencia del niño ni con sus posibilidades de desarrollo; es, un trastorno del aprendizaje lecto-escritura.

Desde la FEDIS, se anima a publicar en Redes Sociales con motivo de esta celebración con los hashtags #UnidosPorLaDislexia y #DíaMundialDislexia. La plataforma de Comunicación del Ayuntamiento de Benidorm sumará a la conmemoración sus cuentas en Facebook, Twitter, Instagram, LinkedIn y YouTube.