Preocupación en los sectores de la restauración, comercio, ocio nocturno y servicios de Benidorm ante la exclusión de su actividad en la prórroga de los Ertes, que provocaría un cierre masivo de más de 2.000 locales y bajas de autónomos

Vista previa de imagen

Recibidas las informaciones por medio de nuestras Confederaciones Empresariales, la cuarta prórroga de los Ertes, se está caracterizando por los desencuentros tanto en la mesa de negociación como dentro del propio Gobierno de coalición.

Hemos conocido que dentro de la propuesta de ampliación se excluye a los comercios, bares, restaurantes y empresas de prestación de servicios, exceptuando al sector turístico compuesto por los hoteles, agencias de viajes, aviación y teatro que son los únicos sectores que quiere proteger el Gobierno en los ERTE.

Consideramos que es triste y demuestra que este Gobierno no sabe, ni conoce, ni hace por conocer al sector empresarial y laboral de los que dependen sus decisiones, percibiendo un desprecio total a los sectores que generamos empleo, riqueza y bienestar laboral en todo el Estado.

Con esta situación enrocada y circunscribiéndonos a la ciudad de Benidorm, el alojamiento de apartamentos (31.750 plazas regladas), de campings (11.596 plazas), los 1.400 comercios y servicios, los más de 1.200 restaurantes, bares y cafeterías y un ocio nocturno y familiar de más de 300 establecimientos vamos a poner en juego más 18.000 puestos de trabajo y un cierre masivo total de negocios y microempresas que estimamos alcanzará el 80% de los locales abiertos actualmente.

De producirse la exclusión de los sectores mencionados, la devastación del tejido productivo turístico de la ciudad abocará a desórdenes públicos, sociales y de pobreza jamás vividos en nuestra democracia.

Instamos a los agentes que dejen sus diferencias políticas y personales y que trabajen por la salvación de nuestros negocios, empleados, de las familias y del destino turístico como es Benidorm.

Fuente: AICO – OCIOBAL