El Puig Campana: la montaña mítica

Puig Campana 1

Entre las emblemáticas cumbres valencianas se alza, próxima al mar, el Puig Campana: montaña a la que algunos autores no han dudarlo en denominarla la montaña mágica. Se localiza en la Marina Baixa, cerrando por el sur el conjunto conocido como la Montaña de Alicante. Su grandiosidad, elevación, paisaje y simbolismo hacen que esta cumbre valenciana sea un emblema del Mediterráneo y de la capital del turismo: Benidorm.

Un reportaje de Belén Richarte

“Si dirigimos la mirada hacia el Norte, hacia el continente, veremos la importante mole del Puig Campana con sus 1.410 metros de altura y su conocida hendidura, que tiene un tamaño y morfologías similares a los del Islote de Benidorm. Cuenta la leyenda que el caballero Roldán cayó perdidamente enamorado de Alda, una doncella local, pero ésta enfermó gravemente. Roldán, preocupado, trepó a lo alto del Puig Campana en busca de un mago, que habitaba más cerca del sol y de las estrellas que del mar, tendido a sus pies, para consultarle. Las palabras del mago fueron tan desoladoras: ‘Alda morirá hoy, cuando el último rayo de sol alumbre esta tierra’. Desesperado, Roldán, en un intento por retrasar el ocultamiento del sol y prolongar la vida de su amada, desenvainó su espada y partió de un tajo el peñasco que fué a para al mar, donde hoy podemos ver el islote de Benidorm. Sin embargo, esta leyenda no tiene apoyo geológico ya que el islote de Benidorm está constituido por rocas cretácicas mientras que las del Puig Campana son jurásicas”. Geoalicante (2007), Departamento de Ciencias de la Tierra y del Medio Ambiente.

Cuenta el Puig con un reconocimiento social como montaña simbólica y representativa del paisaje no sólo de la comarca de la Marina Baixa sino también de la Comunidad Valenciana. Su interés reside tanto en sus características geológicas, como geomorfológicas, botánicas y paisajísticas. Esta mole pétrea, escarpada, de imposibles cantiles y pedreras y de silueta recortada y visible desde la lejanía, se alza por encima de los 1.400 metros, creando un bello paisaje montano, propio si cabe, más de la alta montaña que de la montaña mediterránea.

Una geoforma singular de origen bético

Puig Campana 2

El Puig Campana forma parte de la Cordillera Bética, cadena montañosa que se extiende por el sur peninsular y que alcanza las Islas Baleares. Esta cordillera, cuyo origen lo hallamos en la colisión de las placas tectónicas africana y euroasiática, presenta zonas con características geológicas distintas. El conjunto de sierras formado por el Puig Campana, Ponoig y Serra d’Aitana forman parte de la Zona Externa de la Bética y más en concreto del dominio Prebético, donde destacan las rocas de tipo sedimentario marino. Este conjunto poseé una topografía escarpada y abrupta como resultado de los intensos plegamientos y fracturación que tuvieron lugar tras la orogenia alpina. Estas montañas conforman el macizo más importante de toda la provincia de Alicante, el cual desciende hacia el mar mediante una sucesión de valles y divisorias de aguas.

Medio físico, actividades antrópicas y paisaje

El entorno del Puig Campana destaca por la altura de sus cumbres, lo abrupto de sus laderas, lo sólido de su estructura y la riqueza de sus formaciones vegetales. Pero también por la presencia humana, que aprovechó las características fisiográficas para hacer del conjunto un bastión inexpugnable, desde el que controlar el territorio, y que cultivó las laderas más amables creando espacios llanos mediante bancales de tierra seca. La ganadería también ha sido práctica habitual en estas montañas como complemento a la agricultura. Es por ello por lo que el paisaje se encuentra salpicado de caminos, bancales, masías, corrales, neveros, etcétera.

Puig Campana 3

La barrera montana que supone el Puig Campana para los vientos cargados de humedad, procedentes del Mediterráneo, provoca lluvias abundantes (650 mm) en la vertiente septentrional; éstas son en ocasiones en forma de nieve en invierno. Igualmente, al sur del Puig Campana, se marca el inicio del clima mediterráneo litoral semiárido. Por lo que respecta al régimen térmico, la altitud es determinante. Las temperaturas se sitúan en torno a los 12ºC de media anual, lo que permite que la nieve se mantenga unos días al año. Lluvia y nieve son las responsables de atacar la roca caliza del Puig Campana y de alimentar las diversas fuentes que manan en sus faldas, allí donde se interponen materiales margosos, menos permeables.

El Puig Campana, desde la lejanía, constituye un paisaje fundamentalmente geomorfológico; es decir, está articulado por las formas del relieve. Los procesos físicos y químicos se manifiestan en un perfil y silueta, que ya forman parte del imaginario colectivo. La tectónica y erosión han dado lugar a gigantescos paredones, taludes muy inclinados, canchales y pedreras, formas cársticas representadas por lapiaces, acanaladuras, simas,…todos ellos clave en la estructura paisajística.

Flora y Fauna

Todavía resisten la presión antrópica y el efecto de incendios forestales, formaciones arbóreas aisladas de carrasca en vertientes de umbría. Es aquí donde además se conservan especies arbustivas de entornos húmedos como son los tejos, fresnos, arces y serbales. En las zonas de solana las formaciones arbóreas están representadas por el pino carrasco y por la vegetación arbustiva como el lentisco, la coscoja, la aliaga y allí donde la deforestación es aún mayor, aparecen matorrales de romeros, tomillos y brezos, la vegetación rupícola cuenta con una notable importancia, debido a la presencia de grandes paredes verticales, cantiles y canchales. Por lo que respecta a la fauna tienen las aves en este ambiente rocoso, un excelente hábitat. Ejemplo de ello son especies como el halcón, el águila real, el águila perdicera, los córvidos como como el cuervo y las grajas; u otras aves como el roquero solitario, la perdiz, el pinzón, la curruca carrasqueña o el piquituerto. En cuanto a los mamíferos y reptiles destacan el jabalí, el zorro, el gato salvaje, el erizo, el conejo, la liebre, el lagarto, la culebra y la víbora ibérica.

A pesar de la naturalidad que transmite el Puig Campana, no se puede ignorar la importancia de la presencia humana en la configuración de su paisaje. Actividades antrópicas ligadas a la agricultura, al turismo rural, al senderismo y a la escalada, se complementan con un sentido de lugar e imaginario, que se nutre de sensaciones, mitos y leyendas en torno a la “montaña mágica”, como muchos autores ya la definen así…Las fuentes son abundantes y han abastecido los campos desde época inmemorial.

Los cultivos son en su mayoría secanos que también escalan la montaña, gracias al abancalamiento, contenido con muros de piedra seca. Las faldas próximas a nuestros pueblos de montaña alternan cultivos de almendro y olivo con matorrales y con algunas construcciones aisladas de piedra.

El Puig Campana: la montaña mágica

El Puig Campana es una mole pétrea colmada de valores; tanto geomorfológicos por la compacta y curiosa arquitectura lítica y por la vertiginosa verticalidad de sus paredes, como ambientales, culturales y simbólicos. Se muestra al observador como un bastión inexpugnable, ligeramente aislado de murallas vecinas, como son el Ponoig, Serra del Realet, el Alto de la Peña de Sella y la Serra d’Aitana. El desnivel de sus cantiles verticales, superiores a los 500 metros, ha servido de escuela a escaladores valencianos, que han abierto diferentes caminos hasta la cima.

Puig Campana 4

Cuenta el Puig Campana con dos cumbres: el Puig, cima principal de 1.406 metros y el Puig Prim, que está seccionado por una brecha, denominada el Portell, que lo divide en dos partes, una de 1.344 metros de altitud y la otra de 1.318 metros. Esta soberbia acanaladura ha inspirado dichos y leyendas como referente visual a marineros y viajeros.*

El sol se pone por el Puig Campana

Esas leyendas de marineros y viajeros, gremio abundante en la Marina Baixa, tiene su paralelismo histórico porque ya hablaban de estas leyendas los romances que en la reconquista inspiraban la pluma de muchos, sobretodo de Ariosto, según la versión del alteano Francesc Martínez en 1912. Más recientemente, el profesor de Ciencias Naturales, Agustí Galiana, natural de La Vila, pero profesor de Ciencias Naturales, en su artículo “El Sol es pon pel Puig Campana”, explica que “vivimos en una terra mítica, como sabe de sobra el lector. El valiente Rolán (también llamado Rolando, Rotlan, Rolant o Rotllà) es el principal de nuestros mitos, de elaboración popular, leyenda formada por un supuesto sobrino de Carlomagno muerto en Roncesavalles (en el valle de los Pirineos navarros) en la guerra contra la invasión musulmana, a finales del siglo VIII. Este gigante de la leyenda carolingia es el ‘responsable’ de la existencia de un gran agujero entre las rocas cercanas a Benidorm: un bocado del perfil de la cima occidental del Puig Campana, una cima que es en su conjunto una rebanada de piedra muy alta y delgada”.

Era tal el mito de Rolán que la leyenda y el colectivo imaginario ha ido “dejando marcas en el paisaje mientras mataba moros, de ahí que su nombre quedara ligado a diversos lugares de nuestra geografía, particularmente en los Pirineos y en el Mediterráneo”. Algunos de esos topónimos son: el Salto de Roldán, en Aragón (un espacio vacío entre dos peñas verticales); la Brecha de Rolando en el valle de Ordesa, Fanlo, Aragón (un espacio vacío en medio de una gran peña cortada, supuestamente por un golpe de espada); o la Mesa de Roldán en Carboneras, Andalucía, (una gran mole de cima plana próximo al mar), etcétera.

Según Galiana, “la cuchillada de Roldán nada más se vé bien desde La Vila y Benidorm. Y desde su lugar correspondiente desde el mar. De hecho, el puig y ‘su hendidura’ son señas de identidad de los marineros que lo llaman ‘el Portell del Puig Campana’. Parece que recibió también otros nombres, más vulgares, según Pere Maria Orts i Boch: ‘el Puntelló del rei Jaume’ (cast, la Patada del rei Jaume”.

De todo ello se desprende que el mito de Roldán se forma en el siglo XIII, en plena guerra contra la ocupación musulmana, se agrandaría con el boca a boca de trobadores y juglares o con las famosas Uca que cantaban los ciegos de la época, con los amoríos imposibles entre caballeros y doncellas, el llamado género de la novela caballeresca y llamado “amor cortés”, y así hasta llegar hasta nuestros días como un halo de misterio y leyenda inexpugnable que envuelve a una de las montanas más emblemáticas, carismática y singular de la Comunidad Valenciana. ¡Y la tenemos muy cerquita!

El Puig Campana es una montaña especial

“El Puig Campana es una montaña especial”, -asegura el profesor-, “no hay ninguna tan alta en la península Ibérica, tan cerca del mar. Por eso ha servido de referencia a los navegantes de todas las épocas (se ve mucho antes que la costa). Además se puede divisar la isla de Ibiza”.

En cuanto a “su forma cónica casi perfecta puede haber influido en que se la identificara con una campana; puig significa montaña acabada en pico, -y añade Galiana-, “una falla geológica rompe la cima del Puig en dos partes, siendo la de poniente una gruesa pared de roca casi vertical. Y en la cima de esta parte de poniente, está el famoso portell o “cuchillada de Roldán”.

Esta enorme masa rocosa está formada por caliza del jurásico, y tiene en su base algunos afloramientos de arcillas del triásico. Ambas son las rocas más antiguas de la comarca. Indican que esta zona ha sufrido un plegamiento muy intenso, con la consiguiente erosión de las capas superiores. “La forma cónica, por otra parte, sugiere que su plegamiento ha sido consecuencia de un proceso diapírico, por la deformación de las arcillas triásicas de debajo, aunque de dimensiones colosales”, subraya.

“Todo eso hace que en Finestrat haya una gran variedad de rocas, comparando con localidades vecinas. En el afloramiento triásico aparecen, por ejemplo, yeso y arenitas de cuarzo (denominadas popularmente pedres d’esmolar por su dureza, que permite afilar herramientas)”, afirma el profesor.

En cuanto a los pobladores “abundantes y antiguas han dejado en la zona huellas los romanos, hay muchas pruebas de ello, en particular en la parte baja de Finestrat lindante con Villajoyosa, donde ha aparecido una villa”,-y narra-, “en el período medieval, hubo una población andalusí importante. Lo indica la toponímia, predominantemente árabe, y algunos documentos que han sobrevivido al paso del tiempo. El castillo de Finestrat fue importante, y posiblemente hubo otro, o quizá un palacio (en la partida Alcàsser, que significa “el castillo”). También sabemos que fue una de las poblaciones mudéjares que se significaron en la resistencia a la conquista catalana, en el siglo VIII”.

La leyenda de Roldán y Puig Campana y el “descubrimiento”, “me parecía que la leyenda no se sustentaba, en tanto que el Sol, visto desde La Vila o desde Benidorm (los únicos sitios desde donde se aprecia el portell), nunca se pone por allí. Pero un día del final del curso de 2006, volviendo por la autopista de Valencia, vi que el Sol se aproximaba al Puig Campana. Otro día poco después fuí buscando, mientras conducía, un sitio para ver bien la puesta de Sol, y di, sin conocerlo de antes, con el camino del cementerio nuevo de Benidorm. Y efectivamente, pude ver –para mi asombro– el Sol dentro del portell. Desde un lugar a medio camino entre Benidorm y l’Àlfas, -y concluye diciendo-, “como entonces daba clases en un instituto del Salt de l’Aigua, fuí entusiasmado a contarlo a mis compañeros y mis alumnos. La imagen les pareció atractiva, pero comprobé decepcionado que la gente no sabía la leyenda, ni tenía idea de qué movimientos hace el Sol, ni podían valorar la originalidad del fenómeno”.

Sin embargo Agustí Galiana no es hombre de desengaños: “Visité el exterior del cementerio en varias ocasiones, exploré otros lugares cercanos, y me sigue pareciendo el mejor sitio para verlo. Tras insistir cada año, con el tiempo he conseguido que se reúna un grupo de curiosos a ver el fenómeno. Científicamente se trata de un alineamiento solar: el Sol se pone en línea recta de un elemento del paisaje y del observador. Y aquí lo hace en un momento dado peculiar: el Solsticio de Verano (es decir, el día más largo del año, el 21 de junio)”.

Al docente le sabe mal “que mis compañeros profesores no lo hayan valorado como creo que merece. ¡Quizá sea mala fecha, el final del curso! En realidad es un fenómeno natural espectacular. Precioso, para los aún pocos afortunados que hemos acudido a verlo. Y además, una potente imagen del Sol que se ve sólo en Benidorm, la capital del Sol… y la playa. ¡La luz del Sol de junio lo inunda todo… hasta que se pone!”

“Me gusta investigar, en Ciencias Naturales y en Historia, sobretodo en el ámbito local. Mi descubrimiento de la alieneación solar del Puig Campana reúne Ciencia (Astronomía), Historia y Literatura (los mitos de Roldán). Y es único de Benidorm y Finestrat, de la Marina Baixa. Eso también lo hace muy bonito, una experiencia cultural redonda”, -subraya el profesor y añade-, “personalmente he podido disfrutar de la emoción del descubrimiento (uno de los mayores placeres de la vida). Lo publiqué en la revista Sarrià de 2008. Si alguien lo ha visto antes, no lo ha dicho, o no le ha dado importancia, o no lo ha comprendido”.

El Puig Campana es un lugar “misterioso y llamativo, desde luego”. Para Agustí Galiana: “Resulta que tenemos un parque temático que se llama “Terra Mítica”, y hay una leyenda tradicional de Benidorm, que se puede recordar con un espectáculo natural único. ¿Porqué no dedicar en el parque un espacio a Puig Campana, al Sol y a Roldán? ¡Más aún, propongo que la imagen del Sol en el portell de Puig Campana se use como logotipo de Benidorm. Me parece perfecta para esa función!”.

* Datos extraídos del estudio “El Puig Campana, la montaña mágica”, de J. Hermosilla, E. Ivars y E. Iranzo del Departamento de Geografía de la Universidad de Valencia.