El Ayuntamiento de Benidorm anuncia rebajas fiscales que benefician a toda la población

Rebaja el ICIO al 50% y en educación, cultura, deporte y ocio establece bonificaciones de hasta el 75%

Benidorm anuncia rebajas fiscales que benefician a toda la población

El Alcalde de Benidorm ha anunciado un paquete de medidas fiscales que se llevarán al pleno del día 27 y que reportarán beneficios a toda la población.

Toni Pérez ha destacado que “desde el inicio de la pandemia, hemos venido desarrollando un profundo y constante análisis de la evolución de la economía local, de la situación de las familias de Benidorm, del tejido productivo local y de la situación de las propias cuentas municipales” para adoptar “numerosas y variadas medidas, tratando de paliar las consecuencias de esta crisis que en Benidorm diagnosticamos, desde el minuto uno y más allá de lo sanitario, como antesala de una profunda crisis social y económica”.

El alcalde ha señalado que “en el próximo Pleno ordinario, a celebrar el lunes día 27 de julio, elevaremos dos propuestas dirigidas al conjunto de la población y en el ámbito de rebajas fiscales en tasas, precios públicos e impuestos”.

La primera, explicó Pérez es “para establecer bonificaciones a las familias numerosas, de acogida, monoparentales, personas con diversidad funcional, jubilados, pensionistas y personas de renta mínima garantizada empadronadas en Benidorm, y en cuanto al precio de acceso y uso de instalaciones municipales, formación o acciones, creando bonificaciones en la oferta de actividades deportivas, educativas, culturales o lúdicas que organice el Ayuntamiento de Benidorm”.

Se trata de unas bonificaciones que afectan a seis ordenanzas: “la 30, sobre instalaciones deportivas y cursillos; la 33, de Educación; la 34, de escuelas infantiles y de primera infancia; la 35, para el conservatorio municipal; la 39, de Juventud; y la 42, de Cultura, con bonificaciones entre el 50 y el 75%”.

En cuanto a la segunda de las propuestas, Toni Pérez destacó que “supone la rebaja fiscal del 50% del ICIO, impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras, hasta el 31 de marzo de 2021”. Se trata de una propuesta de medida fiscal, vía modificación de la ordenanza, dirigida al tejido productivo local, de fomento, estímulo e impulso a la realización de determinadas actividades, obra nueva o de renovación, que a su vez suponen un impulso al fomento del empleo, redundando además de forma clara en el interés social y general de la ciudad.

Así, el tipo de gravamen aplicable a las construcciones, instalaciones y obras iniciadas desde la publicación en el BOP y entrada en vigor de la presente modificación hasta el 31/03/2021 será del 2%.

Toni Pérez destacó que el equipo de Gobierno está “recalculando permanentemente y de forma constante” la incidencia de los efectos de la pandemia en la ejecución de los presupuestos y la repercusión en los ingresos municipales. La primera medida fue, recordó el alcalde, “la contención del gasto y la derivación de recursos para atender a la población, entre otros, con las ayudas a familias y autónomos y empresas”. En este sentido señaló que “además se han incrementado gastos en atención social, en garantizar la alimentación y obtención de recursos básicos y se han transformado servicios para atender más y mejor a la población”.

Y concluyó: “este equipo de Gobierno va modulando, más allá de la ocurrencia, las medidas que emprendió desde el primer día, tras exigir de las Administraciones superiores un “plan de especial protección del turismo” o un “verano fiscal”que no llegan”. Son los recursos municipales, dijo, “los que, aún así, estamos poniendo a disposición de nuestra población”.

Disponibilidad del superávit municipal

Aprovechó el alcalde para señalar que aún en esta situación de crisis social y económica, “el Gobierno no atiende la petición de liberar nuestro superávit y aunque la ley tampoco atiende a bajar impuestos para este mismo año, aplicamos medidas, como estas, que en cuanto cumplan su trámite administrativo, repercutirán directamente en la población”.

Y llegó a señalar un problema añadido de última hora por parte de la Administración del Estado que lleva a que el pleno del lunes 27 debe adoptar la decisión de “financiar una convocatoria de 2017, de Red.es, para la que el Ayuntamiento ya aportó su 40% (1.612.000 €) y el Gobierno no ha licitado cantidad alguna y ahora reclama que pongamos el 100% del programa”. Toni Pérez destacó que “en situaciones como esta el Gobierno no está para tensionar la caja de los Ayuntamientos y exigir más a quienes estamos cumpliendo”. El problema radica, explicó el alcalde, “en que si no pagas te quedas fuera de la convocatoria, y no sabes cuándo nos devolverán el dinero ya consignado”.

El Ayuntamiento de Benidorm, finalizó Pérez, “trabaja con certezas para salir de esta situación”, al tiempo que recalcó que medidas como estas de bonificación en siete ordenanzas “benefician a toda la población con repercusión de liquidez económica y posibilidad de empleo”.