El tejido empresarial de Benidorm exige al Alcalde que cumpla sus promesas

Vista previa de imagen

El pasado 2 de abril esta Asociación remitió al Alcalde y a través del Concejal de Comercio, una serie de medidas económicas y acciones urgentes para hacer frente a la pandemia del coronavirus en lo que se refiere al tejido comercial y de servicios de la ciudad.

En estas medidas económicas instábamos a la exención de impuestos municipales, bonos gratuitos en el transporte público para nuestros empleados, facilitar el acceso y parking al centro de la ciudad para favorecer las compras y el consumo en los locales comerciales y de restauración, acelerar la finalización de las obras de la Avda. del Mediterráneo y liquidar inmediatamente las facturas con fecha anterior al 14 de marzo pendientes de pago para las empresas afincadas en la ciudad.

Según tenemos entendido, en el pleno municipal celebrado el lunes día 27 de abril, se aprueba destinar 1,5 millones en ayudas para autónomos y pymes dentro de los 2,6 millones que anunció el equipo de Gobierno que iban a poner a disposición del tejido productivo de la ciudad y que se sumaban a los 1,4 millones en ayudas directas a las familias que ya se habían aprobado.

El 15 de mayo y mediante reunión virtual mantenida con el Alcalde D. Antonio Pérez, a varios miembros de la Junta Directiva se nos comunica que ya estaba redactado el borrador de estas ayudas municipales, hallándose en proceso de consulta al haberse remitido a los grupos políticos de la oposición para su conocimiento y consenso para su aprobación en breve, y que se nos haría llegar el documento definitivo para la difusión a nuestros Asociados y comercio en general.

Desde AICO le preguntamos sobre la posibilidad de algún tipo de beneficio fiscal aplicado a los impuestos municipales, respondiendo que no descartaba dicha posibilidad exceptuando el impuesto del IBI, al tratarse de una gestión económica que se aprueba en el mes de octubre y que no se puede modificar para aplicarse en el año en curso, si se podría estudiar para el 2.021.

Pues bien, después de dos meses angustiosos seguimos sin noticias de las ayudas anunciadas públicamente el 22 de abril en rueda de prensa virtual por parte del mismo Alcalde, ni las bonificaciones o excepciones que se estaban estudiando para amortiguar el efecto devastador que esta pandemia está causando en el tejido empresarial de la ciudad, ni de las iniciativas planteadas por esta Asociación, pues todo son buenas palabras y ningún hecho, como por ejemplo los impuestos relativos a la basura y el de circulación (que en teoría iban a ser bonificados o anulados), ya se han emitido y muchos comerciantes y autónomos los han tenido que pagar para evitar recargos ante las promesas incumplidas.

Desde AICO instamos al Alcalde a que no demore más el cumplimiento de las promesas que él mismo nos anunció, designando al personal técnico y administrativo que haga falta para que el sector comercial y empresarial de Benidorm no desaparezca de manera tan preocupante como se está produciendo en estos difíciles momentos.