La piscina municipal de Confrides prepara sus instalaciones para una posible reapertura

Vista previa de imagen
 

El Ayuntamiento de Confrides / L’Abdet está trabajando en el mantenimiento y preparación de la piscina municipal, de cara a una posible reapertura en la temporada estival el próximo 1 de julio, si la evolución de la crisis sanitaria lo permite.

El Ayuntamiento de Confrides / L’Abdet está trabajando en el mantenimiento y preparación de la piscina municipal, de cara a una posible reapertura en la temporada estival el próximo 1 de julio, si la evolución de la crisis sanitaria lo permite. El Alcalde, Rubén Picó, ha supervisado el inicio de los trabajos que se están ejecutando a través de los servicios técnicos municipales.

Esta semana han empezado los trabajos de vaciado y limpieza de la piscina, y una vez finalizados se procederá al llenado de la misma. Asimismo, se instalará un clorador automático que permite controlar y dosificar de forma automática tanto el pH como el Cloro, un caudalímetro y un turbidímetro que mide la turbidez del agua. 

El Alcalde explica que “queremos tener la piscina preparada para poder abrirla el día 1 de julio si la evolución de la crisis sanitaria lo permite, que confiamos que así sea. Aunque la piscina finalmente no se pudiera abrir estos trabajos de limpieza queríamos realizarlos igualmente para asegurarnos que la piscina no se deteriora por la suciedad y por no utilizarse”.

Adecuaciones y mantenimiento

Entre estas adecuaciones se encuentran relacionadas con el acondicionamiento de las infraestructuras y otras de carácter técnico para el funcionamiento de la piscina, adecuaciones que ya estaban previstas antes de la crisis del coronavirus.

Se instalará un clorador automático que permite controlar y dosificar de forma automática tanto el pH como el Cloro se abrirá un libro de registro para tener constancia de todas las mediciones. También se instalará un caudalímetro y un turbidímetro, que mide la turbidez del agua.

Se está llevando a cabo la limpieza interior de la piscina con una hidrolimpiadora profesional de alta presión para el posterior llenado y puesta en marcha de la depuradora y limpieza de filtros de la bomba. Así mismo, se reparará y pintará la parte inferior de la corona de la piscina que se encuentra un poco deteriorada.

En el entorno de la piscina se van a realizar labores de pintura, saneamiento y jardinería para que todo esté en perfectas condiciones y poder disfrutar del baño si la normativa reguladora de la desescalada y los indicadores sanitarios lo permiten.

“El año pasado se acondicionó la zona exterior de la piscina que, aunque no supuso ningún coste para las arcas municipales, fue una gran inversión que hay que mantener. La afluencia el pasado verano a la piscina ponen en manifiesto que es un servicio muy demandado por nuestros vecinos. La apertura está prevista para el 1 de julio y en teoría, si la situación no cambia, está fuera de las fechas programadas de la desescalada. Aún así hemos tenido previsión de poder abrirla en la misma fecha aunque las fases de desescalada no progresen, y es por ello que hemos preparado un plan para su utilización cumpliendo las pautas de aforo con unas normas específicas de utilización, siempre que las autoridades lo permitan en el hipotético caso de que no mejorase la situación del coronavirus” afirma Rubén Picó.