En la ciudad de la música, los músicos hablan

wp-15894873966028704667061027105956.jpg

El pasado 28 de diciembre de 2019 escribía una de mis columnas más visitadas “Benidorm, la nuit” y decía que: ¡Y Benidorm no sería Benidorm sino se hablara de sus artistas, de sus músicos y de su Noche! De lo que había salido un magnífico cocktel, único en el mundo, que ha atraído a millones de turistas desde antes de los años ’40 hasta nuestros días.

Un reportaje de Belén Richarte

Al principio los chavales, en la Playa de Levante, hacían pandillas, se reunían en la arena, frente a las cafeterías que ofrecían música en directo, y tocaban la guitarra y cantaban canciones. ¡Pero la noche podía seguir…! De aquella columna hasta hoy apenas han transcurrido cinco meses y los músicos que tocan en los distintos establecimientos la capital de la Costa Blanca y en los distintos pueblos de la Marina Baixa y Alta se han quedado sin voz, el sector languidece y las familias que dependen de ello están en una situación lamentable. El Covid-19 se lo ha llevado todo por delante, tanto como miles de proyectos de vida que dependían de la música y del ocio nocturno de Benidorm.

La Noche de Benidorm ha sido siempre un de los atractivos más importantes con los que ha contado la ciudad para presentar una de sus ofertas más llamativas e importantes desde un principio: el ocio nocturno benidormense en sus múltiples facetas. Pero el Covid-19 también se ha cebado con este sector que no sólo ha visto, por cuestiones de seguridad y sanidad, que cerrar todos los locales donde se podía disfrutar de una buena copa al ritmo del Dj de turno o cancelar actuaciones en directo de los establecimientos adaptados para escuchar todo tipo de música en vivo. También se han cancelado numerosos buenos festivales de rock como el Fuzzville o la Tiky Party de Pedreguer. A ello hay que sumarle todas las suspensiones de las actuaciones que los músicos de versiones tocan en la Playa de Levante y en los hoteles y nos damos cuenta de que detrás de todo ello hay muchas angustias para un sector laboral, en general, muy desprotegido.

La situación de este sector no es mala, es paupérrima; primero porque ya era muy duro ser músico o artista antes de la pandemia, por el tipo de contrato laboral a los que están sometidos los músicos y los artistas en general; ahora lo es mucho más por la incertidumbre legal que regula los espectáculos artísticos y porque costará mucho convencer al público para que vuelvan a llenar teatros y salas de fiestas. Todavía no se ha dicho nada al respecto y puede ser que me equivoque, pero otro de los grandes damnificados por esta pandemia podría ser el Low Festival de Benidorm o mucho tendrían que cambiar las cosas para que se celebrase un festival de esta magnitud en fechas próximas.

La Voz de músicos y empresarios

wp-15898112552892915616390182609255.jpg

Según Beatriz Jurado, Portavoz del Pub Rockstar: “En una ciudad como Benidorm la oferta musical es muy amplia, son muchos los locales que ofrecen música sobre todo enfocada al turismo extranjero, por lo que los pubs o salas dedicadas también a los directos se reduce drásticamente en cuanto a pluralidad musical” -y añade-, “hoy por hoy para encontrar diversidad musical, que agrade a todos los públicos, incluido el español, básicamente hay que recurrir a festivales que se repiten una vez al año”.

Foto 2.

“Desde Rockstar Benidorm hemos prestado siempre especial atención en mantener una dualidad en la que coexista una oferta muy enfocada al público extranjero, sin perder de vista a la gente de Benidorm y alrededores, a un público español y más alternativo”, explica Jurado -para quien la fórmula está muy clara-, “zonas muy comunes y zonas exclusivas para conciertos donde hemos estado ofreciendo música más generalista, para todos los públicos, donde dan cabida los covers, grupos emergentes y bandas de estilos muy variados, no solo de España, si no de cualquier punto del planeta”.

En el actual momento de la primera fase desescalada la música en vivo “no está permitida y prevemos que en las siguientes costará su introducción. Por nuestra parte vamos a respetar las medidas de prevención al máximo en cuando a evitar la propagación del Covid-19, por lo que no reanudaremos la música en directo hasta el próximo año” subraya la Portavoz de Rockstar.

De cualquier forma tanto músicos, como empresarios, saben que “habrá un antes y un después de la llegada de la pandemia, pero gracias al apoyo tanto de las empresas como de los consumidores en una desescalada prudente y segura, podremos ir superando el momento actual. Todos esperamos que en un período de tiempo aún por definir todo vuelva a la normalidad tal y como la conocemos, depende de todos, está en nuestras manos”, concluye diciendo Beatriz Jurado.

Según Ramón Martínez Gómez, guitarrista: “¡¡¡Todos los músicos nos hemos quedado sin trabajo!!! ¡¡¡No sabemos que pasará y estamos asustados ….con muchas dudas y preguntas…!!!

Kike Argandoña de United Music Benidorm Entertainment S.L., Autónomo, guitarrista afincado en Benidorm más de 20 años, toca en varias bandas como Dakota Beach, Purple Rose, RockBusters, entre otras. Para Argandoña “es difícil calcular el número de artistas que hay en la zona, si tenemos en cuenta que hay muchos establecimientos (hoteles, salas de fiesta, bares, clubs… ) que demandaban algún tipo de espectáculo y muchos de éstos con actuaciones a diario, podemos hablar que fácilmente se han cancelado cientos de shows a la semana. Varios centenares de personas vinculadas al espectáculo se han quedado sin trabajo”.

Foto 3 Kike Argentona

Pedro Delgado Casals, más conocido como Tupedro, Batería de Ringo Rango opina que “hay una preocupación generalizada con respecto a la situación… En la zona generalmente dependemos del turismo y sin turistas la demanda lógicamente caerá. Tampoco se sabe si cuando vuelvan a la actividad los negocios podrán mantener los espectáculos que tenían en la agenda -y avanza-, “el panorama durante los próximos meses no es muy alentador en el sector, a lo que hay que añadir que la mayoría del gremio no tendrá ayudas de ningún tipo”.

Para Tupedro, “los artistas también hemos contribuido a la prosperidad de Benidorm y queremos reivindicar desde aquí haciendo un llamamiento a los organismos sociales para que no nos dejen tirados en la cuneta ya que estamos muy desprotegidos”.

wp-15894880778056300831012439849808.jpg

Éste es el panorama que se ha encontrado a su vuelta a Benidorm el Dj y productor musical César Cabezuelos que aterrizó en nuestras tierras hace apenas una semana y que se encuentra haciendo la correspondiente cuarentena. Ya en casa y con ánimos para hacer frente a lo que sea, se lo dice la que suscribe estas líneas que ha hablado con él, se encuentra en la misma situación que el resto de sus compañeros.

Grandes Eventos

Miguel Torres, productor de eventos musicales y sonorización empezó en este sector en 1978 de manera amateur “a manejarme con los controles de los mezcladores en pequeños conciertos y ya por 1982 de manera profesional arranco con mi hermano Javier a realizar sonorizaciones de conciertos y eventos por toda la Comunidad Valenciana, ya en el ’84 ampliamos nuestro ámbito geográfico a todo el territorio nacional”, recuerda el productor, -que además explica-, “en 1989 me reinvento y paso a la zona comercial, por lo que dedico mis esfuerzos a la venta de sistemas de sonido profesional y en el 2010 me vuelvo a reinventar (crisis económica desde el 2007) y paso nuevamente a mis inicios de manera paralela a la gestión de ventas de equipos de sonido para eventos”.

wp-15894882016838138312843606286550.jpg

Desde hace 42 años Miguel Torres está relacionado con el sector de la música, el espectáculo y la sonorización aunque “estos últimos diez estoy metido de lleno en la producción de eventos de todo tipo, conciertos, festivales, congresos, fiestas populares, mercados, etcétera, donde ofrecemos una infraestructura completa desde la organización, gestión y desarrollo del evento”, subraya.

El productor musical es contundente en hablar de la situación en la que ha dejado al sector el Covid-19, “directamente NOQUEADO, los eventos presenciales se ha caído completamente para todas las empresas relacionadas con el mundo del espectáculo, congresos corporativos, hostelería, etcétera y lo peor es que no sabemos cuándo volveremos a empezar ni cómo podrá ser -y puntualiza-, “mi empresa recibió el día 3 de marzo por la tarde la llamada de un ejecutivo de un evento que teníamos que montar los días 5, 6 y 7 de marzo en Benidorm, un congreso médico, y nos lo anularon, esa misma tarde por los efectos del Covi-19, y desde esa fecha se nos anuló todo el resto de eventos programados para el mes de marzo y los siguientes meses”.

Afortunadamente hasta hoy “no me ha llegado noticia del cierre de ninguna empresa de producción artística, producción técnica, promotores de festivales, etcétera de nuestra zona. Pero esto habrá que verlo cuando volvamos a empezar a trabajar, porque no sabemos quiénes y cuánto tiempo podrán aguantar sin facturar, teniendo en cuenta los gastos de mantenimiento y endeudamiento a pesar de tener cerradas las empresas”, lamenta Torres.

En cuanto al número de trabajadores sector de los eventos: músicos, cantantes, artistas, técnicos, montadores, auxiliares, conductores, managers, promotores, etcétera, que se han visto afectados por la pandemia Miguel Torres asegura que “en mi caso, para esta temporada teníamos cantidad de eventos y ya estábamos haciendo selección de personal para los trabajos contratados de está campaña y así ha quedado todo: “SUPENDIDO”.

La temporada alta para este tipo de eventos comienza con las fiestas de verano que se suceden a lo largo y ancho de nuestra geografía durante los meses estivales, “aunque ahora afortunadamente para nosotros se alarga en el tiempo, al realizar otro tipo de eventos como congresos, ceremonias, mercados, etcétera… ya no de pendemos exclusivamente de las fiestas populares del verano” -aunque subraya-, “pero sí qué tenemos de junio a septiembre (60% de la facturación) por las fiestas patronales que este año se han ido suspendiendo; al principio de la pandemia todos pensábamos que podríamos empezar a funcionar en junio y todo se anuló, después lo mismo en julio y también en agosto y ahora estamos esperando que las noticias para septiembre sean algo más favorables para poder hacer algún pequeño trabajo con aforos reducidos y podamos empezar a mover algún ingreso por pequeño que sea”.

Es evidente que para este sector y los miles de seguidores que arrastra tras de sí habrá un antes y un después de la pandemia. El productor musical lo tiene claro “los eventos no van a ser iguales a los que conocíamos, por una parte los grandes conciertos con aforos superiores a 3.000 personas van a sufrir un cambio muy drástico en cuanto a seguridad e higiene para grandes superficies y se utilizará mucho espacio en canalizar la circulación del público y separación del mismo, esto ya de por sí será un gran cambio a tener en cuenta y otro pensar en cómo rentabilizar ese tipo de eventos de grandes masas de asistentes”.

Pero todo ello tardará todavía mucho tiempo en volver a poder realizarse. “Por otra parte, están los eventos de 1.000 a 3.000 que personas serán más fáciles de poder llevarse a cabo manteniendo aún así muchas medidas de seguridad, se podrían ver en un plazo medio (tal vez marzo 2021), avanza Torres -que enfatiza-, “finalmente los eventos menores de 1.000 personas se podrán realizar en un plazo mucho más corto y tal vez sean los de un máximo de 600 personas los que se empiecen a mover (este mismo año) y durante mucho tiempo a partir de que podamos empezar a realizarlos con los permisos de las autoridades y también cumpliendo con las normativas que se nos indiquen”.

El futuro lo ve el productor musical, “tristemente incierto, nosotros somos el último vagón del tren y cuando todo funcione nosotros arrancaremos, mientras tanto tendremos que intentar sobrevivir y sostener nuestras empresas malheridas abiertas” -e incide-, “todo tiene un límite y si no conseguimos facturar lo antes posible iremos cayendo una tras otra, por eso es muy importante que aunque sean eventos pequeños empecemos a trabajar lo antes posible y necesitamos que los ayuntamientos, empresas y comisiones festeras nos den trabajos y los repartan entre las compañías de la zona para poder conseguir que nadie se caiga de este tren”.

Pese a la adversidad Miguel Torres, productor musical y amigo personal, no se queda con los brazos cruzados, eso me consta, y ya está metido con las manos en la masa de la producción de un evento que en breves líneas nos desvelará.

“Principalmente ahora estoy siguiendo en contacto con todos nuestros clientes, proveedores y amigos del sector, para expresarles que estamos preparados para volver a arrancar en el momento que sea posible y con las garantías de higiene y limpieza de nuestros materiales -y lamenta-, “por otra parte esta pandemia se nos ha llevado a dos amigos músicos en el mes de abril, Astri de Juan de Benidorm wp-15894887462562963239969721512001.jpg

y Alex de Alicante, y ya estamos organizando el festival LAMF MUSIC DAY, en esta ocasión en homenaje a nuestros dos amigos caídos más: Kiko de Alicante que nos dejó por otra patología en enero de este mismo año. Ya tenemos confirmadas siete de las diez bandas que estarán presentes y espero poder contar con el apoyo institucional para poder llevar a cabo este Festival que ya realizamos en el Óscar Esplá hace unos años como homenaje al crítico de rock y periodista Lou Smith.

Rubén Navarro, Vicepresidente de OCIOBAL: “El sector está en horas bajas”

La patronal del sector que aglutina pubs y discotecas (OCIBAL). A las pocas horas de anunciarse que la capital del turismo y la comarca de la Marina Baixa entraban en la fase 1 del Plan de Desescalada llegaba a la prensa un convenio de colaboración firmado entre la concejalía de Comercio y las asociaciones ABRECA (Asociación de Bares, Restaurantes y Cafeterías) y OCIOBAL. El tema pues estaba muy claro desde el principio con los horarios de apertura y cierre de los establecimientos y las medidas de seguridad e higiene que debían mantener los negocios a los que les estaba permitido abrir. “En todo momento hemos tenido una relación fluida y clara con nuestros responsables del ayuntamiento”, afirma Rubén Navarro.

Ocibal 1

En OCIOBAL hay asociados alrededor de unos cien establecimientos de ocio, entre pubs y discotecas, por lo que éste es uno de los sectores más importantes de la ciudad de los rascacielos porque Benidorm también es noche, música y diversión y mano de obra aunque “la mayoría de los trabajadores están en situación laboral de ERTE”, explica el vicepresidente de OCIOBAL -que subraya-, “las medidas que se van a tomar en nuestros establecimientos son las siguientes: desinfección de los locales, control del acceso y de aforo, distancia social, uso de guantes y mascarillas para los trabajadores y uso de geles hidroalcohólicos”.

Ocibal 2

“En esta primera fase se han abierto muy pocos establecimientos y la segunda fase aún la vemos lejana aunque estamos atentos a las normativas que se exijan”, avanza Navarro -que concluye diciendo-, “en el sector estamos en horas bajas…Hay muchas dudas e incertidumbres sobre nuestro futuro, aún así siempre hemos sido un sector positivo y esperamos que las administraciones nos ayuden en este momento, que tanta falta nos va a hacer”.