Los empresarios turísticos de la Comunidad Valenciana no admitirán ninguna discriminación en los ERTES del sector

Los empresarios turísticos de la Comunidad Valenciana no admitirán ninguna discriminación en los ERTES del sector.

Reclaman la aplicación inmediata del acuerdo sectorial firmado con los sindicatos en todo el territorio nacional

“Ningún trato diferente por razón de territorio o de voto en el Congreso”. Así de rotundos se han manifestado los empresarios turísticos de la Comunidad Valenciana al conocer, por un lado, que la CEOE ha negociado un acuerdo para la ampliación de los ERTES muy perjudicial para el sector y que Canarias ha negociado un tratamiento especial con un voto como moneda de cambio para la prolongación del estado de alarma el pasado miércoles.

La situación actual que está viviendo el sector turístico no admite ni discriminaciones ni tratos diferentes por territorios. Ni se le puede aplicar el mismo régimen que a otras industrias ni hay empresarios hoteleros que estén sufriendo consecuencias distintas por razón de la comunidad en la que se encuentren. La afectación es absoluta e idéntica en todo el sector para todo el territorio nacional, y eso es lo que se tiene que regular a la mayor brevedad posible.

Los empresarios turísticos han vuelto a mostrar su enfado por el poco nivel que muestra la clase política en esta crisis. Este enfado puede resumirse en pocas palabras: ¿Qué estaba haciendo el representante de Compromís en el Congreso que no estaba defendiendo al igual que la diputada canaria los intereses de los valencianos? ¿O es que quiere que la discriminación histórica que sufrimos nos arrastre también en esta crisis?. Y también los diputados valencianos del PSOE o del PP podrían estar negociando para defender los intereses de los que los hemos elegido o votado en lugar de seguir en sus posiciones de comodidad elitista.

Los empresarios turísticos no somos causantes de esta crisis. Nosotros y nuestros trabajadores somos tan víctimas como el resto y no se nos puede hacer responsables de la solución a pesar de que trabajamos cada día para que se acelere la normalidad. Por ello, el acuerdo que a nivel sectorial se ha firmado con los sindicatos para el sector de la hostelería debe ser respetado en su integridad tanto por el Gobierno como por la CEOE porque la situación del turismo no es la misma que la de la industria manufacturera.

Los hoteleros de la Comunidad Valenciana han remitido esta misma mañana sendas cartas tanto al presidente de la CEOE, como al de CEV y al de la patronal hotelera nacional CEHAT con esta petición. El turismo comenzará a funcionar en cuanto pueda, cada uno en función de sus circunstancias particulares pero ningún empresario mantendrá cerrada su empresa si puede trabajar aunque sea bajo mínimos. Por ello es necesario esta protección especial. Porque si no protegemos a nuestro sector más estratégico, estaremos haciendo un flaco favor a la propia recuperación y lo pagaremos caro.

La improvisación de la desescalada, tan perjudicial como la propia pandemia.

Después de casi dos meses de cierre no parece ni apropiado ni admisible que las reaperturas estén presididas por la improvisación o por la descoordinación manifiesta, causando más daños incluso a las empresas. No es de recibo que, en las actuales circunstancias, las empresas conozcan con 48 horas de antelación que no van a poder abrir sus establecimientos en la Comunidad Valenciana porque no están en alguna de las diez áreas autorizadas, cuando se había anunciado todo lo contrario.

Desde Hosbec queremos pedir una vez más a todos los responsables políticos más eficacia, más profesionalidad y una mayor empatía con todos los que estamos sufriendo las consecuencias de este drama económico y social en el que nos encontramos.