El Ayuntamiento de Altea empieza con el plan de ordenación de personas para la desescalada

El Ayuntamiento de Altea empieza con el plan de ordenación de personas para la desescalada

Consta de tres actuaciones donde destaca el cierre de un carril en la carretera del Albir que se destinará a los peatones, y el otro estará disponible para el tráfico de coches y se instalarán dos semáforos

El concejal de Infraestructuras y Obras y de La Pública, Diego Zaragozí, ha dado a conocer las tres medidas que se han adoptado para garantizar la seguridad de los peatones del municipio en las siguientes fases de la desescalada, un plan de ordenación de personas, que se llevará a cabo a partir del viernes 8 de mayo.

Desde que el Gobierno permitió la salida de menores de 14 años acompañados por un adulto y, seguidamente, se dio la oportunidad de realizar actividades deportivas al aire libre a los mayores de 14 años, las calles del municipio vuelvan a tener movimiento de personas. Zaragozí ha comentado al respecto que “se debe seguir garantizando la seguridad de los ciudadanos y tomar medidas al respecto, por este motivo hemos decidido facilitar el acceso y la circulación peatonal por las principales zonas de Altea que suelen ser las más masificadas”.

Se actuará en tres zonas concretas: en la Avenida Juan Alvado, el paseo entre la plaza de Europa y el río y, por último, en la carretera del Albir entre el puerto y ‘El Chiringuito’. “Como estas calles tienen un espacio más reducido, queremos que las personas tengan el menor contacto posible y señalizaremos la preferencia de paso, a fin de utilizar la parte derecha y la parte izquierda cada una para un sentido de marcha diferente, respetando siempre los dos metros de seguridad y, recomendablemente, llevando mascarilla”.

Aparte de esta señalización en las tres ubicaciones, el cambio más importante se encontrará en la carretera del Albir donde se procederá al cierre de uno de los carriles. “Debido al poco tráfico rodado que hay actualmente, designaremos un solo carril con doble sentido para los coches, donde encontraremos un semáforo en cada extremo, y cerraremos el otro para destinar más espacio a los peatones y así poder pasear, correr o ir en bicicleta tranquilamente, respetando la distancia”, ha explicado el concejal.