L’Alfàs produce al día 1.800 pantallas protectoras sanitarias para toda España

Desde un pequeño taller situado en la población alicantina de l’Alfàs del Pi, se producen al día 1.800 pantallas protectoras de uso sanitario, que se están repartiendo por los hospitales y centros de salud de toda España.

Se trata de uno de los eslabones de la cadena solidaria perfecta, puesta en marcha por  empresarios de la comarca de la Marina Baixa, tras producirse la crisis del COVID-19, y que con el apoyo del grupo ‘Encuentros Empresariales’, fabrica además de estas pantallas protectoras en l’Alfàs, batas de plástico, accesorios para respiradores y material de protección para hospitales y establecimientos sanitarios desde otros locales situados en diferentes puntos de la provincia, como Elda, productos que luego se encargan de repartir por todo el país.

El alcalde de l’Alfàs del Pi, Vicente Arques, ha visitado el taller en pleno proceso de producción y ha manifestado sentirse orgulloso “por la iniciativa, capacidad, generosidad, y talento” de este grupo de empresarios del municipio, y poblaciones limítrofes, puesto a disposición de toda la sociedad en unos momentos tan críticos. Arques se ha referido a la satisfacción que produce saber que 1.800 pantallas protectoras de uso sanitario, “tan útiles en este combate contra el COVID-19, salen a diario desde l’Alfàs para hospitales y residencias de toda España”.

Pero lo cierto es que hablamos de uno de los eslabones de una cadena solidaria, ya que la iniciativa está respaldada por el grupo ‘Encuentros Empresariales’, una asociación de empresarios sin ánimo de lucro con sede en Altea, pero que abarca a otras poblaciones españolas, y está compuesta por casi un centenar de socios, que fabrican además de estas pantallas protectoras en l’Alfàs, batas de plástico, accesorios para respiradores y material de protección para hospitales y establecimientos sanitarios. Sin ir más lejos, nos comentan estos empresarios, “hoy mismo salían para el Hospital Clínico San Carlos de Madrid 5.000 mascarillas y 1.500 pantallas protectoras”. Un reparto que contempla hospitales, centros sanitarios, residencias de la tercera edad, comisarías de policía y farmacias de Madrid, Cataluña, Murcia, Andalucía y toda España. Y por supuesto de la comarca y provincia, “de hecho esta semana hemos llevado mascarillas a todas las residencias de mayores de Alicante”,

Otro eslabón de esta cadena solidaria, la implicación de la empresa de calzado de Elda Lodi, que con 90 empleados, se ha puesto manos a la obra y fabrica 10.000 mascarillas semanalmente, a las que hay que sumar otras 1.000 más que particulares cosen en sus casas cada semana. Parte de la misma cadena son las 200 batas al día que se producen en Altea. Como lo son las piezas que ha probado con éxito el Hospital IMED Levante de Benidorm, también producidas por este grupo de empresarios con impresoras 3D, que permiten duplicar la capacidad asistencial de los respiradores por su forma de uve, lo que supone poder atender a dos pacientes de manera simultánea.

El objetivo de esta cadena solidaria es ampliar los recursos disponibles para la atención de pacientes, ante la situación de crisis sanitaria que vive nuestro país, originada por el dichoso Covid-19. Es importante añadir que el grupo ‘Encuentros Empresariales’ cuenta con el apoyo de asociaciones, colectivos y particulares, “mucha gente anónima”, otro eslabón más de una cadena solidaria imparable con raíces en la Marina Baixa.