Cómo ayudar a los pequeños negocios aplastados por la crisis del coronavirus

Cómo ayudar a los pequeños negocios aplastados por la crisis del Coronavirus.

La crisis del coronavirus ha alcanzado una fase crìtica. Está claro que lo prioritario debe ser tratar de contener y mitigar la enfermedad pero los impactos económicos también son preocupantes y es necesario avanzar hacia la comprensión de la situación para reaccionar con rapidez.

Propiciar la continuidad del negocio es lo prioritario en esta situación.

Aunque pocas empresas pueden estar realmente preparadas para la pandemia, está claro que los negocios que cuentan con cierta infraestructura tecnológica, tendrán una repercusión más suave de la crisis.

En todo caso, nunca nos hemos enfrentado a una situación parecida y es difícil saber qué decisiones tomar ante la enorme incertidumbre y la creciente sensación de que todo está fuera de nuestro control.

Se impone implementar planes de gestión de crisis para garantizar la seguridad de empleados y clientes, así como, para garantizar la viabilidad y el funcionamiento del negocio, valorando las opciones sobre las que tomar decisiones.

La habitual dureza del emprendimiento nos prepara para tener una actitud positiva y hacer siempre lo necesario para resolver los problemas hasta superarlos.

Pero, no es fácil lidiar con la situación actual. Seamos realistas, no hay certeza de hasta cuándo va a durar esto.

La gestión de la crisis, cuando se cierran los negocios y los modelos habituales se desmoronan, supone no entrar en pánico, actuar con rapidez pero sin precipitarse, luchar para reducir gastos mientras se trata a los empleados de la manera más justa posible y se estabilizan las cadenas de suministros. Hay muchas decisiones que tomar.

Al mismo tiempo vemos cómo la gente se adapta a las nuevas circunstancias, los profesores improvisan clases online y se impone el teletrabajo, pero las respuestas virtuales son solo una solución, habrá que considerar también soluciones creativas como colaboraciones inusuales, asociaciones con competidores, diversificación… Adaptación.

Prepárate para tomar medidas concretas.

l

Crea tarjetas regalo.

Comunica a tus clientes su creación, cómo pueden adquirirlas, por qué has decidido crearlas, qué beneficios obtendrán cuando se vuelva a la normalidad, etc.

Tus clientes lo verán como un gesto de lealtad y apoyo hacia sus negocios locales favoritos y para ti supondrá una inyección inmediata de efectivo.

l

Sirve a tus clientes de otra forma.

Habilita nuevas formas de adquirir y entregar tus productos y servicios. Comunica a tus clientes cómo contactar contigo.

Traslada las ventas al ámbito digital o busca comunicación por email o teléfono. Si vendes servicios, crea clases virtuales que tus clientes puedan seguir a través de una suscripción. Si tienes un restaurante, busca la manera de servir tus menús a domicilio.

l

Comenzar una campaña de crowdfunding para recaudar fondos con el fin de mantener vivo tu negocio.

Cuando la situación es crítica, las pequeñas empresas se encuentran en modo de supervivencia, tratando de asegurar liquidez para los próximos pagos.

Por eso, empiezan a surgir iniciativas de recaudación de fondos para distintas necesidades, desde pequeñas empresas obligadas a cerrar hasta recaudaciones para donar material sanitario.

Plataformas como GoFundMe pueden ayudarte a conseguirlo. Comunica a tus clientes estas decisiones y solicita su ayuda.

l

Busca soluciones creativas para obtener liquidez.

Algunos restaurantes que han tenido que cerrar, están inventariando todo lo que tienen, desde alimentos perecederos hasta toallas de papel y haciendo fotografías para ofrecérselo a su comunidad a través de la web, email o las redes sociales.