La Costa Blanca absorbe el 57% de la actividad turística de la Comunidad Valencia en 2019

Entre hoteles, campings y apartamentos turísticos, la Costa Blanca sumó 27,8 millones de pernoctaciones de un total de 49 millones de la Comunidad Valenciana. Los resultados de 2019 demuestran que los viajeros españoles siguen apostando por los hoteles de la Costa Blanca y crecen un 6%.

LA COSTA BLANCA EN EL CONTEXTO TURÍSTICO NACIONAL DURANTE 2019

La Costa Blanca es una de las principales zonas turísticas de la Comunitat Valenciana y prueba de ello es que un 58% de las pernoctaciones hoteleras que se produjeron en 2019, tuvieron lugar en establecimientos de la Costa Blanca (17,3 millones). Este mismo porcentaje de contribución al turismo de la Comunidad Valenciana se mantiene prácticamente si sumamos las pernoctaciones de apartamentos turísticos (10,5 millones en la Costa Blanca) y de campings (4,3 millones) 

Al igual que en el resto de puntos turísticos y otras zonas de la Comunitat, este 2019 la Costa Blanca ha recibido a un 2,6% más de visitantes que en 2018, aunque el número de pernoctaciones hoteleras finales se ha visto reducido en un 0,6%, motivad por el impacto que ha tenido la paralización del IMSERSO durante el último trimestre de años.
En el resto de meses, de enero a septiembre, el buen comportamiento del mercado nacional ha sido fundamental para la consolidación de los resultados de la Costa Blanca, pues los viajeros españoles, que han crecido un 6,3%, han realizado un 5% más de pernoctaciones en el conjunto de 2019.

Ha sido un año complicado para el turismo internacional en la Costa Blanca, debido a numerosos factores como la quiebra de uno de los turoperadores más importantes (Thomas Cook), o el efecto del Brexit, así como la influencia de los destinos competidores. Sin embargo, cerca de 2 millones de los viajeros extranjeros se alojaron en hoteles de la Costa Blanca en 2019, y a pesar de que ha supuesto una caída del 1,5%, realizaron más de 9 millones de pernoctaciones a lo largo de 2019.

En conjunto, los hoteles de la Costa Blanca, han cerrado un año con una estancia media de 4 días y una ocupación muy cercana al 80%, algo que supera la media nacional (65,9%) y la media de la Comunitat Valenciana (67,6%).

El sector se muestra optimista y en 2019 la oferta de plazas hoteleras se vio incrementada un 2% de media, y proporcionalmente lo ha hecho también el número de puestos de trabajo vinculados al sector hotelero que han crecido un 2%.

Los datos de rentabilidad económica en la Costa Blanca 2019

Si tenemos que poner alguna sombra a estos excelentes resultados, los datos menos favorables se registran en los indicadores de rentabilidad económica.

La Costa Blanca ha perdido durante 2019 una parte de la recuperación ganada en los últimos años y tanto la tarifa media (ADR) como los ingresos por habitación disponible (REVPAR) han sido en 2019 menores que en 2018.

En concreto, el RevPar de los hoteles de la Costa Blanca ha sido de 55,5€ de media, y aunque es algo superior al dato medio de la Comunitat, significa una menor rentabilidad que en 2018.

La tarifa media diaria en 2019 ha sido de 76,2€ en los hoteles de la Costa Blanca, muy lejos del ADR del total nacional (91€).

De un simple vistazo nos damos cuenta que la Comunidad Valenciana y todos sus destinos turísticos están muy lejos de tener márgenes en el mercado para inventos fiscales: todos los ratios económicos de precios y de ingresos están por debajo de las medias nacionales, lo que significa que el mercado no asumiría sin un importante coste de competitividad la imposición de nuevos impuestos que pudieran gravar la actividad hotelera de la Comunidad Valenciana.

Estadística de los apartamentos turísticos en la Costa Blanca durante 2019

Los apartamentos turísticos en la Costa Blanca han tenido un comportamiento en clara línea decreciente como viene siendo la tónica en los últimos años por el auge de las plataformas y la competencia cada vez más feroz de la oferta de alojamiento turístico en viviendas.

La Costa Blanca pierde un 3,4% de los turistas alojados en apartamentos y un 2,8% de las pernoctaciones. Sin embargo esta pérdida es en realidad ficticia: lo que se ha producido es un desvío de clientes hacia el modelo de economía sumergida que se esconde detrás de plataformas que todavía comercializan sin control ninguno oferta de alojamiento en viviendas. Obviamente pueden ofrecer un precio muy competitivo porque no pagan impuestos, no cotizan ni tienen dados de alta a sus trabajadores ni cumplen las exigentes normativas sanitarias y de calidad que obligan a hoteleros y empresarios legales de apartamentos.

Estadística de los campings en la Costa Blanca durante 2019

Los campings de la Costa Blanca han presentado un comportamiento similar al de los hoteles, ya que se ha incrementado el número de viajeros que eligen el camping como opción de alojamiento (+1,5%), aunque se han perdido un 0,7% de las pernoctaciones que se realizaron en 2018.

Aun así, el sector del camping en la Costa Blanca tiene un potente volumen de actividad con más de 4,3 millones de pernoctaciones, lo que supone un 50% de las que se registraron en toda la Comunidad Valenciana.

Aunque el 53% de los viajeros que se alojaron en campings de la Costa Blanca en 2019 fueron de origen nacional, son los clientes extranjeros los que predominan a la hora de analizar la producciónmás de un 78% de las pernoctaciones en campings fueron realizadas por viajeros internacionales. Por tanto, el descenso del 0,4% de viajeros extranjeros ha podido ser el motivo por el que la producción total se ha visto afectada.

Destaca no obstante, el buen dato de ocupación por parcelas registrado en los campings, que han cerrado el año 2019 con un 75,8% de ocupación. La estancia media, que ha quedado fijada en 16,5 días, triplica la media española.