Benidorm instala la próxima semana la nueva iluminación del Castell y los sistemas para airear los restos arqueológicos

Para garantizar la seguridad, se restringirá el acceso a la plaza del lunes 10 al viernes día 14 de febrero

Benidorm instala la próxima semana la nueva iluminación del Castell y los sistemas para airear los restos arqueológicos

El Ayuntamiento de Benidorm instalará la próxima semana la nueva iluminación de la Plaça del Castell y los sistemas de ventilación mecánica de las ventanas que protegen los restos arqueológicos visibles de la antigua fortificación. La concejal de Patrimonio Histórico, Ana Pellicer, ha explicado que “se trata de los trabajos que quedaban pendientes de ejecutar dentro de la obra de intervención arqueológica que ha permitido recuperar y poner en valor los vestigios de la antigua fortificación que presidió la Punta Canfali”.

Pellicer ha indicado que “no pudimos realizar estos trabajos antes de la apertura pública de la plaza, el pasado 29 de noviembre, porque estábamos a la espera de recibir estos suministros”.

La responsable de Patrimonio Histórico ha señalado que para “garantizar la seguridad de los usuarios, se ha decidido restringir el acceso a la plaza durante los cinco días que durarán los trabajos, desde el próximo lunes 10 de febrero al viernes día 14”.

Según ha detallado durante los trabajos, se va a retirar el alumbrado provisional instalado en la pérgola, que será sustituido por proyectores definitivos, y también se va a dotar de conexión a la red de energía eléctrica municipal a diversos cuadros eléctricos para cubrir las necesidades de las actividades que se desarrollan en la plaza. Asimismo, se van a instalar y probar las máquinas de renovación del aire de las ventanas arqueológicas cerradas para evitar que se genere humedad que impida ver con detalle los restos protegidos.

Pellicer ha adelantado que “en las próximas semanas se van a colocar los paneles informativos que explicarán cada uno de los restos conservados de la antigua fortificación, así como una explicación del conjunto del yacimiento y evolución del castillo”.

La edil ha recordado que las excavaciones han permitido encontrar vestigios de los diferentes momentos constructivos de la fortaleza: época bajomedieval (siglo XIV, momento fundacional de Benidorm), mediados del siglo XVI y época moderna (siglo XVIII). Estos vestigios se han puesto en valor a través de ventanas y suelos de cristal pisable. Concretamente se han dejado a la vista los restos de la muralla bajomedieval de Levante y Poniente; el aljibe con abrevadero asociado; un tramo de escalera del siglo XVIII que permitía acceder a la planta superior del castillo y de la muralla moderna; y la muralla de cierre, parte del foso y uno de los muros de la torre de Levante. Además, se ha instalado un pavimento corrido diferenciado que marca la alineación de la estructura del castillo en época moderna (siglo XVIII). Este pavimento se conjuga con la calzada portuguesa presente en todo el Castell y con el granito en damero de la pérgola central. Una pérgola que crece en anchura respecto a la anterior, y que se complementa con un mobiliario somero y vanguardista.

Además, en la Replaceta del Castell se ha instalado una rosa de los vientos de granito y bronce en la que se muestran los principales hitos locales y geográficos de cada punto cardinal, así como los ejemplares de fauna autóctona más singulares que se pueden encontrar en los mismos.

Financiación del proyecto

El ‘Proyecto de intervención arqueológica y de construcción de la recuperación y puesta en valor del Castell de Benidorm’ ha supuesto una inversión de 1,2 millones de euros. De ellos, 500.000 euros corresponden a una subvención de fondos europeos a través de la línea de ayudas para la protección o recuperación del patrimonio cultural valenciano del Programa Operativo FEDER 2014-2020.

Más allá de la actuación arqueológica, el proyecto ha hecho posible consolidar la Punta Canfali en su vertiente de Levante, con la instalación de 18 metros que aseguran la estabilidad del promontorio.