La Comandancia de la Guardia Civil de Alicante expone de forma permanente un ánfora del pecio Bou Ferrer

Vilamuseu ha cedido la pieza de forma indefinida con autorización de la Generalitat Valenciana, como testimonio del agradecimiento de las instituciones del proyecto a la vigilancia y protección del yacimiento.

La Comandancia de Alicante alberga desde este lunes 16 un ánfora del siglo I d.C., procedente del pecio Bou Ferrer de La Vila Joiosa. La cesión es fruto de la colaboración de la Guardia Civil con la conservación y vigilancia de este yacimiento arqueológico de importancia mundial.

Este lunes ha tenido lugar, en la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante, la inauguración de la exposición de un ánfora procedente del pecio Bou Ferrer de la Vila Joiosa”. El acto se ha enmarcado en los actos de celebración del 175 Aniversario de la Creación del Cuerpo.

Al acto han asistido representantes de las instituciones promotoras del proyecto Bou Ferrer: por el Ayuntamiento de la Vila Joiosa el alcalde Andreu Verdú, el concejal de Urbanismo, Pedro Alemany y el director de Vilamuseu, Antonio Espinosa; por la Generalitat Valenciana el Director Territorial de Cultura y Deporte de Alicante, José Antonio López Mira; por el Club Náutico de La Vila Joiosa, su presidente, José Antonio Chapa y el gerente, Antoine Ferrer, uno de los dos descubridores del yacimiento; y por la Fundación General de la Universidad de Alicante José Antonio Moya, miembro del equipo científico.

Tanto el Coronel Jefe de la Comandancia, José Hernández Mosquera, como el resto de autoridades, han acentuado la importancia de este yacimiento arqueológico subacuático, descubierto en el año 1999 por Antoine Ferrer y José Bou, a quienes debe su nombre.

El Bou Ferrer transportaba desde Cádiz a Roma casi 4000 ánforas y lingotes de plomo con sellos del emperador Nerón. Su naufragio está datado entre los años 66 y 68 d.C. delante de la ciudad romana de Allon, la actual Vila Joiosa. El ánfora expuesta, fue fabricada para contener salsa de pescado.

En el año 2015, fue el primer pecio declarado bien de interés cultural de la Comunitat Valenciana y en el 2017, la UNESCO lo incluyó en su nuevo Catálogo Mundial de Mejores Prácticas en el Patrimonio Cultural Subacuático. Desde el año 2006, el proyecto Bou Ferrer investiga este pecio romano, el mayor en excavación en el Mediterráneo.

El alcalde de la Vila Joiosa, Andreu Verdú, ha declarado que “La Guardia Civil, comprometida con la protección del Patrimonio Histórico y Cultural, y consciente de la extraordinaria relevancia de este pecio, ejerce a través de sus diferentes especialidades una continua vigilancia del mismo. Por ello hemos cedido, en agradecimiento a la labor de la Benemérita, y con la autorización de la Generalitat Valenciana, una de las piezas de su cargamento, que desde hoy tenga un lugar privilegiado en la entrada principal de la Comandancia de la Guardia Civil de Alicante, acompañada de una cartela informativa que ayudará a divulgar el yacimiento y su proyecto de investigación”.

Destaca el Grupo de Especialidades Subacuáticas (GEAS), como el que más ha colaborado en diferentes campañas arqueológicas subacuáticas, para su conservación y para evitar el expolio desde las profundidades del mar. El Servicio Marítimo, el Servicio de Protección a la Naturaleza (SEPRONA), la unidad de Delitos contra el Patrimonio, de la Unidad Orgánica de Policía Judicial (UOPJ), y el Puesto Principal de la Guardia Civil de Villajoyosa, también contribuyen activamente en la custodia y protección de este patrimonio.