Empresarios del Mercadillo de Altea solicitan acciones urgentes para que se haga realidad el nuevo emplazamiento después de 5 años

Empresarios del mercadillo Altea solicitan acciones urgentes para que se haga realidad el nuevo emplazamiento después de 5 años

Agustín López Mayor.- El Mercadillo de Altea hace 5 años que está desplazado fuera de la ubicación que ocupaba desde hacía muchos años, en el camí del algar y en la plaza del mercadillo. De forma provisional, el nuevo gobierno Alteano en 2015, de Compromís,  Altea en Trellat y Podemos, con Ana Alvado al frente de la concejalía correspondiente, propuso un nuevo emplazamiento en el paseo San Pere con el Puerto, uniendo ambos dos. Esta iniciativa fue aceptada por los empresarios, que fueron reubicados de forma temporal para uno o dos meses máximo detrás de la zona deportiva, estaban en una transición. Esas fueron las indicaciones que obtuvieron los vendedores del mercadillo de Altea en una primera reunión en el centro juvenil alteano con  los corporativos municipales.

La nueva zona en la que se ubica el mercado está junto al Río Algar, una actividad que genera residuos plásticos y que no es el mejor emplazamiento para estar instalado más tiempo, además, separa el textil de la fruta con bastante distancia, haciendo un recorrido muy largo que ninguno de los clientes suele hacer. También faltan baños para personas con discapacidad. Durante este tiempo se han denunciado incluso hurtos de carteristas, se siente inseguridad en unas calles que son muy estrechas y no dejan apenas espacio. El cambio de ubicación a los clientes no les gustó nada, prácticamente han dejado de acudir a comprar, es raro ver visitantes en unos pasillos que normalmente siempre están vacios. Es muy difícil encontrar aparcamiento, otro de los motivos que ha perjudicado gravemente al mercado que tantos años ha estado en funcionamiento en la localidad.

Ya han pasado 4 años esperando el cambio de emplazamiento y no llega, han hecho muchas reuniones con el Ayuntamiento, en esas reuniones desde la administración pública se les indicó en primera instancia en una primera reunión que estaban buscando unos terrenos donde poder emplazarlo. En la espera, unos vendedores propusieron que detrás en la parte del Pontet detrás de Bolo Baldomero había unos terrenos los cuales se podían asfaltar. habilitar y hacer un parking público, el cual el primero que se podría aprovechar es el mercadillo con su instalación en esa ubicación y también la feria. En esas primeras reuniones se quedó de esa forma sin resultados definitivos que solventaran la situación.

Con la nueva legislatura, ha cambiado la corporación, en esta ocasión un nuevo concejal toma las riendas de la situación, pone en marcha nuevas reuniones para poner agilizar la llegada de soluciones, según se estaba previsto, los vendedores pudieron exponer en esa nueva reunión los detalles del proyecto que se estaba gestionando con la anterior corporativa. Hace tres o cuatro meses de esos encuentros sin que se haya avanzado en esta cuestión entre elecciones y fiestas locales. Los vendedores se sienten engañados, reclaman que por fin se habilite y asfalte el nuevo aparcamiento donde poder montar el Mercadillo para poder servir como siempre han hecho al pueblo de Altea y a toda la comarca de la marina baja que lo visita en cada día de mercado.

Fuente: Radio 4G Benidorm