La segunda edición del Premio José Miguel Iribas concede la mención especial a un trabajo remitido desde Colombia

Vista previa de imagen

El jurado declara desierto el Premio ‘José Miguel Iribas’ al conocimiento turístico convocado por la Fundación Frax

La Fundación Frax (l’Alfàs del Pi, Alicante), ha declarado desierto el máximo galardón de la segunda edición del Premio “José Miguel Iribas” al conocimiento turístico, al que optaban cuatro trabajos de investigación llegados desde diversos puntos de España y Colombia. El jurado calificador, reunido en las instalaciones del Invat-tur de Benidorm, coincidió en que los estudios recibidos no tenían la carga de investigación “suficiente” ni se ajustaban a los exigentes criterios establecidos en las bases para obtener el reconocimiento, aunque decidió conceder la Mención Especial a un análisis sobre turismo comunitario en el departamento del Vaupés (Colombia), titulado “La construcción de una experiencia con respeto, entendimiento y de paz”.

El premio se convoca al objeto de reconocer trabajos y estudios que pongan en valor los aspectos positivos del turismo en la economía, la riqueza, la creación de puestos de trabajo, la cultura, el medio ambiente y, en general, en la sociedad. Como homenaje al sociólogo y urbanista José Miguel Iribas Sánchez, fallecido en 2015, la Fundación que preside Matías Pérez Such convocó esta segunda edición.

El jurado estaba integrado por Fernando Vera Rebollo, catedrático de la Universidad de Alicante; Chelo Arguelles Álvarez, arquitecto; Mariano López, director de la revista “Viajar”, del Grupo Prensa Ibérica; el hotelero Pere Joan Devesa; la arquitecta Carla Ferrer; Ricardo Llácer Bueno, doctor arquitecto; la socióloga Sandra Gaviria; Nuria Montes, secretaria general de HOSBEC; Emilio Soler, escritor e historiador; el geógrafo y periodista especializado en turismo Juan Díaz, y Matías Pérez Such, que ejercía de presidente al ejercer la presidencia de la Fundación.

LOS TRABAJOS

Imagen de la Comunidad Valenciana a través de las opiniones de sus visitantes”, uno de los trabajos presentados, confirma que la imagen y percepción de un destino turístico a través de las nuevas redes sociales significa un aspecto “fundamental” a la hora de tomar decisiones en cuanto al viaje a realizar.

El estudio “Actitud del ciudadano alicantino hacia el turismo y su relación con la cultura de la ciudad”, hace hincapié en el desarrollo del modelo turístico de la ciudad de Alicante y en la superación del modelo de sol y playa a través de actividades e infraestructuras culturales que lograrían un doble objetivo: hacer de Alicante una ciudad agradable y variada para el visitante y lograr que los alicantinos se sintieran reconfortados por el ambiente cultural de su ciudad.

En un tercer estudio, titulado “Estrategias de la economía circular en el sector turístico”, se realiza un recorrido histórico sobre los orígenes y evolución de la economía circular, estableciendo el marco teórico y objetivos de su trabajo. Se destaca el papel que desarrolla el Global Reporting Initiative(GRI), organización internacional sin ánimo de lucro, que colabora con entidades e instituciones que luchan contra esta lacra ambiental y desarrollan las tareas que esta institución ha emprendido.

Por último, el trabajo “Turismo comunitario en el Departamento de Vaupés: la construcción de una experiencia con respeto, entendimiento y de paz”, merecedor de la Mención especial concedida, analiza la situación de una zona olvidada de Colombia para el fomento del turismo comunitario, que podría evitar que los desastres causados por la guerrilla y el olvido institucional de la zona la relegaran de por vida. En este caso, el jurado valora una propuesta de desarrollo que “nos llega al corazón al plantear el turismo como una salida factible a una situación complicada”

 JOSÉ MIGUEL IRIBAS

El premio se convocó en 2017 como homenaje al sociólogo y urbanista José Miguel Iribas Sánchez (Gipuzkoa, 1950-Valencia 2015), uno de los mejores sociólogos españoles especializado en diagnóstico territorial, urbanístico y turístico. Como integrante del equipo ganador de la Beca March sobre urbanismo y arquitectura para 1972-1973, realizó los primeros estudios urbanos relacionados con las nuevas ciudades turísticas españolas. Fue durante siete años Jefe de Estudios del Ayuntamiento de Benidorm.