El gobierno local plantea un proyecto para sustituir la pasarela peatonal del Paseo de Poniente por otra más duradera y accesible

El proyecto se dictaminará esta semana en Comisión y recoge la construcción de una estructura rematada con hormigón que simula un acabado de madera

El gobierno local plantea un proyecto para sustituir la pasarela peatonal del Paseo de Poniente por otra más duradera y accesible

El gobierno local de Benidorm llevará el próximo lunes a Comisión Informativa de Urbanismo la aprobación del proyecto de ‘Reparación de Pasarela Peatonal en Playa de Poniente’, que plantea la sustitución de la actual pasarela de madera ubicada sobre la arena en paralelo al Paseo por una alternativa “más duradera, totalmente accesible y que contempla además la protección de la arena existente”, según ha detallado el concejal de Obras, José Ramón González de Zárate.

Este proyecto, valorado en 1,2 millones de euros y que afecta a una superficie total de 5.400 metros cuadrados, propone “la construcción de una estructura de varias capas rematada con hormigón que simula un acabado de madera”. De esta forma, “mantenemos una estética muy similar a la actual, pero generamos una pasarela peatonal totalmente estable, sostenible y más resistente a los efectos de la climatología, por lo que la inversión a realizar se amortiza con creces a medio y largo plazo al reducirse los costes de mantenimiento”.

Esta estructura está compuesta por capas de diferentes materiales, cada una de ellas con una finalidad. Así, en la base se colocará un geotextil que evitará la contaminación de la arena existente. A continuación se instalará una capa de 20 centímetros de zahorra artificial, rematada por otro geotextil. Sobre el mismo, habrá una capa de geoceldas y grava también de 20 centímetros; y a continuación, la pieza prefabricada de hormigón con textura de madera, de unos 5 centímetros.

De Zárate ha indicado que “el estado de la pasarela actual ha generado importantes quejas entre la ciudadanía, ya que muchos de los listones de madera se encuentran deteriorados por el paso del tiempo, el agua y la arena; generando una mala imagen en el corazón de nuestro principal reclamo turístico e incluso provocando pequeñas caídas o tropiezos a los usuarios”.

Además, ha añadido, “el hecho de que la actual pasarela sea de listones dificulta mucho el tránsito de sillas de ruedas o carritos de bebé, por lo que no era una solución accesible. Algo que ahora vamos a resolver, ya que además de ser una pasarela con superficie estable, va a contar con la anchura que establece la normativa en materia de accesibilidad”.

Asimismo, el edil ha recordado que “en la Asamblea Vecinal celebrada el año pasado con motivo de la redacción del Presupuesto Participativo, una de las propuestas más votada por la ciudadanía fue justamente la sustitución de esta pasarela”. “Hasta ahora –ha agregado-, habíamos realizado actuaciones puntuales y de emergencia de reparación de tramos dañados, como la ejecutada a finales de 2018, en la que solo pudimos actuar sobre un 5% de la superficie. Ya entonces vimos que era indispensable una solución definitiva y duradera como la que proponemos ahora”.

El Ayuntamiento ha solicitado ya al Servicio Provincial de Costas autorización para la retirada de la actual pasarela; una retirada que se haría por tramos. El proyecto, redactado por los técnicos del área de Ingeniería y que De Zárate ha calificado de “emblemático”, contempla un plazo de ejecución de 3 meses a desarrollar por fases.