Los 10 mandamientos de la pronunciación del inglés (I)

Una de nuestras tareas pendientes es la pronunciación del inglés. Y es que la pronunciación del inglés sigue siendo la asignatura pendiente de casi todo castellanohablante. Es el aspecto de este idioma que más nos cuesta dominar por diversas razones. Por ello hemos querido hablar de los siguientes mandamientos que creemos pueden ayudaros con esta cuestión.

Estos mandamientos se han escrito para obtener una pronunciación del inglés británico más formal y exquisito que uno puede alcanzar. Se trata de meras aproximaciones para que te sirvan de guía.

Los 10 mandamientos de la pronunciación del inglés

1. Amarás la acentuación sobre todas las cosas

Lo primero es cambiar el chip ya que el inglés tiene un ritmo totalmente distinto al del español. Si sigues ese ritmo tus frases suenan mucho más naturales y fáciles de entender. Para ello la acentuación es muy importante. No sólo de las palabras, sino de las oraciones al completo. Por ello hay que prestar especial atención a las sílabas clave que van a dictar el ritmo del resto de la frase.

Toma nota de estos consejos para aprender a distinguir cuáles no acentuar:

  • Artículos, preposiciones y conjunciones por norma general.
  • Tampoco hay que enfatizar pronombres, el verbo ‘To be’ y auxiliares positivos (‘Do’, ‘Does’, ‘Can’, ‘Have’…).
  • Ejercita tu oído. Para ello nada mejor que ponerte películas en inglés, escuchar música, la radio, vídeos en youtube, etc.

2. No pronunciarás las vocales en vano

Las vocales que se encuentran dentro de una sílaba no acentuada suelen convertirse en el sonido [ǝ]. Una vocal difusa que es bastante habitual en el idioma inglés. Puedes encontrarla en la ‘I’ de ‘Animal’ o en la ‘E’ de ‘Enough’.

La pronunciación en inglés de las vocales “normales” tienen también sus peculiaridades. Todas cuentan con 4 posibles pronunciaciones. Podríamos catalogarlas según:

  • Aparezcan dentro de una sílaba abierta. En este caso han de vocalizarse del mismo modo que en el abecedario. Ej: ‘Kate’ – ‘keit’, ‘Rose’ – ‘Rous’, etc.
  • Aparezcan dentro de una sílaba cerrada. Repetimos: cada caso es diferente, pero suelen pronunciase como una vocal corta. Ej: ‘Pen’ – ‘Pen’, ‘Pig’ – ‘Pig’, etc.
  • Vocal + r + consonante. Se vocalizan como una vocal larga. (Ej: ‘Park’ – ‘Paark’, ‘More’ – ‘Moor’) o varían su sonido (Ej: ‘Bird’, ‘Curtain’).
  • Vocal + r + vocal. Todas ellas modifican su sonido. Ej: ‘Clare’ (se lee como ‘EA’), ‘Fire’ (se lee como ‘AI’).

3. Honrarás las consonantes a final de palabra

Un fallo que es muy común es que no pronunciamos las consonantes que se encuentran al final de una palabra. Estas letras han de vocalizarse al igual que el resto. Suelen ser la ‘S’ final, la letra ‘D’ (Ej: ‘Card’, ‘Keyboard’), la terminación –ed en pasado y las contracciones (‘ll, ‘ve, ‘d, etc.).

4. No vocalizarás las letras mudas

Este es otro de los errores más comunes, tendemos a pronunciar todas las letras. Es un fallo normal, puesto que en nuestro idioma se leen todas y cada una de las letras.  Por ejemplo, la ‘L’ de ‘Would’, ‘Could’, ‘Should’ o ‘Walk’ no ha de leerse; tampoco el sonido ‘GH’ en la mayoría de casos.

5. Santificarás los pasados regulares

Debes tener presente que los pasados de los verbos regulares siempre se pronuncian. También  tienes que saber que esta terminación no se pronuncia siempre de la misma forma. Tres son las formas en las que los pasados regulares pueden vocalizarse:

  • En la mayoría de verbos se lee como una ‘D’.
  • En los verbos acabados en ‘K’, ‘P’, ‘S’, ‘SH’, ‘CH’ y ‘F’ suena como una ‘T’. Ej: ‘Finished’.
  • En los verbos acabados en ‘T’ o ‘D’ se vocaliza como ‘ID’. Ej: ‘Decided’.

Espacio patrocinado por: Mercurio Ateneo