El mal juego de la segunda parte impide al Balonmano Benidorm conseguir nada positivo de su desplazamiento ante el Fertiberia Puerto Sagunto, cayendo por 34 a 28

La imagen puede contener: una persona, practicando un deporte

El partido se iniciaba muy igualado, llevando el Benidorm una ligera ventaja en los primeros compases, pero los locales buscaban incansablemente a su pivote, Alex Pozzer, y eso provocaba muchos problemas defensivos con dos exclusiones consecutivas que Puerto Sagunto aprovechaba para ponerse 8 a 6. El partido volvía a igualarse con el paso de los minutos mientras Fernando Latorre aprovechaba para ir dando rotaciones y dosificando a sus jugadores. Con esta igualdad se llegaba al descanso con empate a 16 en el electrónico.

En los primeros minutos del reinicio, los benidormenses tenían problemas de cara a la portería rival, y los locales volvían a conseguir una renta de tres goles (22 a 19), viéndose Fernando Latorre obligado a solicitar tiempo muerto. Las cosas no mejoraban, se continuaba perdiendo balones en ataque e incluso se cometía antirreglamentario para dejar al equipo con un hombre menos y alcanzar una desventaja de cinco goles (26 a 21). En el tramo final, los locales se dedicaban a jugar con su ventaja y el tiempo para realizar ataques muy largos, que además acababan en gol, y los nuestros se topaban una y otra vez con David Bruixola. Resultado final de 34 a 28.

Demasiados goles en contra que los locales han sabido aprovechar para conseguir los dos puntos. No queda otra que recuperar rápido para el partido del próximo viernes en el Palau d’Esports l’Illa de Benidorm a las 20:00 horas frente al BM. Logroño La Rioja.