L’Horta de Benidorm celebra sus fiestas en honor a la Mare de Déu del Roser

José Vicente Botella Fuster ha sido el mantenedor del acto. Al final, damas y reinas han bailado el ‘Peuet’

Momento de la intervención del alcalde.

Vecinos de l’Horta de Benidorm celebraron el pasado sábado la tradicional romería y ofrenda a la Virgen del Rosario en la Ermita de Sanz, acto que cada año organiza la Comissió de Festes del Roser, y que cuenta con la colaboración de la Concejalía de Fiestas. A las 17.30 horas, alrededor de 300 personas se han congregado en el Trinquet para marchar a pie hasta la Ermita.

Entre los asistentes, el alcalde de Benidorm Toni Pérez; y el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles, junto a una nutrida representación de la corporación municipal; las reinas Marina Carrillo y Paula Mayor; los presidentes de la Comissió de Festes Majors Patronals 2019 y de la Associació de Penyes ‘Verge del Sofratge’, Roberto Carretero y Coly Pérez. Todos, con su presencia, han mostrado su apoyo al Roser y a su presidente, Emilio Martínez Seguí. También han recorrido el itinerario hasta la ermita festeros de la Cabalgata de Reyes de la Ermita, y de las comisiones de Sant Isidre y Sant Antoni.

Una vez en la Ermita de Sanz, ha tenido lugar la ofrenda floral a la imagen de la Virgen. Tras ella, ha intervenido como pregonero, José Vicente Botella Fuster, ‘El Mono’, recordando anécdotas del pasado, “historias de la Huerta”, donde “se encuentran –ha dicho– los recuerdos de nuestros orígenes”. A continuación, el presidente del Roser, ha tomado la palabra y, emocionado, ha agradecido el apoyo recibido por vecinos y comercios sin los cuales “no existiría la fiesta”. También ha tenido unas palabras de recuerdo a la memoria de José Miguel López Martínez, festero que ya no se encuentra entre nosotros.

Tras la imposición de corbatines a las enseñas y pendones a las entidades festeras, Toni Pérez se ha dirigido a los asistentes recordando la figura de López Martínez y todo lo que él “y otros muchos que ya no están” han hecho “para que Benidorm viva la fiesta del Roser, la de los solteros” y por “mantener viva la memoria de todo un pueblo” a través a sus fiestas populares.

Tras las palabras del alcalde, se han interpretado los himnos de Benidorm y de la Comunitat Valenciana, las reinas y damas han bailado el ‘Peuet’ y el acto ha finalizado con el disparo de una ‘Estampeta’. Ya de noche, en la Ermita, la fiesta continúa con música y baile hasta la madrugada.