La Junta de Gobierno aprueba el proyecto para renovar la calle del Mar y dotarla de todos los servicios

Esta vía, que une las calles Esperanto con Emilio Ortuño, carece actualmente de accesibilidad

La Junta de Gobierno aprueba el proyecto para renovar la calle del Mar y dotarla de todos los servicios

La Junta de Gobierno Local ha aprobado el proyecto de ‘Renovación y mejora de infraestructuras hídricas en calle del Mar’ que permitirá actualizar y dotar de todos los servicios a esta vía que une las calles Esperanto y Emilio Ortuño y que es clave para el funcionamiento de la red de agua de la zona. Este proyecto redactado por la concesionaria del agua, Hidraqua, a instancias del Ayuntamiento está valorada 355.000 euros y su financiación está incluida en el apartado de inversiones del presupuesto municipal de 2019.

El alcalde, Toni Pérez, ha explicado que “tal y como venimos haciendo en los últimos cuatro años cada vez que realizamos obras de renovación de infraestructuras hídricas, vamos a acompañar este trabajo en el subsuelo con una mejora sustancial de la escena urbana y la estética de la calle del Mar; algo que es absolutamente necesario, ya que hablamos de una calle sin accesibilidad y con una sola acera de apenas medio metro de anchura”.

Toni Pérez ha insistido en que “hemos dado prioridad a la actuación en esta calle porque después de más de 30 años las infraestructuras hídricas se encuentran muy deterioradas, por lo que las deficiencias y las averías son continuas, afectando al funcionamiento del servicio en el entorno”.

De ahí, que el proyecto prevea la renovación completa de la red de residuales con la instalación de un nuevo colector, pozos de registros y acometidas domiciliarias de saneamiento. Además, también se va a dotar a la calle de una red de pluviales -para la recogida del agua de lluvia- y se va a renovar completamente la de abastecimiento de agua potable, ampliándola hasta la calle Emilio Ortuño.

Ya en superficie, “la calle del Mar pasará a ser de plataforma única y por tanto 100% accesible, siguiendo el modelo de las calles Mayor o Apolo XI”, y anchura de aceras variable, definida por sendas líneas de bolardos y de 1,35 metros de anchura media. De esta forma, “favorecemos el paso de peatones por una calle que hasta ahora se trataba de eludir por la falta de aceras en condiciones y por la falta de accesibilidad”. El proyecto contempla además sustituir todas las luminarias actuales por otras de tipo ‘LED’ para “avanzar así en el ahorro energético dentro de la red de alumbrado público”.

Tras la aprobación del proyecto en JGL, se va a proceder a redactar el pliego de condiciones administrativas para la licitación de las obras, que tienen un plazo de ejecución de 4 meses.