El grupo municipal socialista exige que el Ayuntamiento de Benidorm rehabilite la estación de autobuses y le pase la factura a la concesionaria

Los socialistas denuncian el estado de abandono de esta infraestructura municipal y la imagen tan lamentable que ofrece a las miles de personas que pasan por ella

El grupo municipal socialista ha denunciado la “lamentable” imagen que ofrece la estación de autobuses de Benidorm a los miles de personas que pasan por ella cada día.

El portavoz socialista, Rubén Martínez, ha señalado que la situación de la estación “no ha mejorada nada” en estos años por la “dejadez” del equipo de gobierno y “su falta de control” al concesionario que es el encargado del mantenimiento de esta infraestructura municipal.

Martínez ha recordado que en agosto de 2017 el PSOE llevó a pleno una moción, que fue rechazada, para que el Ayuntamiento arreglase los desperfectos de la estación de autobuses para después pasarle la factura al concesionaria. “Finalmente, tras una serie de enmiendas, se aprobó abrir un expediente, inventariar los desperfectos de la estación y ordenar su ejecución subsidiaria, e iniciar un expediente sancionador por el incumplimiento del mantenimiento a la concesionaria. Todo menos pasarle la factura la responsable”, ha explicado.

Pasados estos dos años sin ver mejora alguna, el portavoz socialista ha exigido al equipo de Gobierno que informe si se la ha abierto algún expediente sancionador al concesionario de la estación por falta mantenimiento y si se le llegó a comunicar el inventario de los desperfectos.

Por último, Martínez ha vuelto a proponer que sea el Ayuntamiento quien rehabilite, repare y mejora la estación y luego le pase la factura al concesionario. “Tenemos que dejar de perder el tiempo y tomar las riendas de la situación”,

Por su parte, el edil socialista Conrado Hernández ha señalado que la estación de autobuses es la “vergüenza” de Benidorm y que ha llegado a una situación límite con aseos deteriorados, escaleras mecánicas y ascensores que no funcionan, y sensación de inseguridad por las noches. “Esta es la primera imagen que se llevan los turistas que cuando llegan a la estación y no lo podemos tolerar más”, ha afirmado.

Hernández también ha censurado que “nada se sabe” de la supuesta rehabilitación integral que iba a acometer el concesionario de la estación. “El 24 de diciembre de 2018 se publicó en prensa que Ortiz iba a rehabilitar la estación, y ocho meses después está peor que nunca”, ha apuntado.

Para finalizar, Conrado Hernández ha reiterado la exigencia de que sea el Ayuntamiento quien se haga cargo de la reparación urgente de la estación para después pasarle la factura al concesionario.