El Alcalde de Altea y la Directora General de Justicia visitan las nuevas instalaciones del Juzgado de Paz

El Alcalde de Altea, Jaume Llinares, y la Directora General de Justicia, Verónica López, cursaron visita el pasado viernes en el Juzgado de Paz que, desde el pasado 6 de mayo, presta sus servicios en las nuevas instalaciones del pasaje Llaurador, en los bajos del Mercado Municipal, en pleno centro urbano de Altea. Acompañaron al alcalde y la directora general una representación de los concejales del equipo de gobierno.

En esta primera visita oficial, después de haber terminado las obras, la comitiva pudo saludar a los trabajadores y trabajadoras del servicio, encabezados por el juez de paz, Luis Soler. Además, comprobaron de primera mano que el juzgado funciona a pleno rendimiento. Para el alcalde, esta nueva ubicación ha supuesto: ‘’acercar la administración a la ciudadanía’’.

El artista local, Serafín Cortés, que ha realizado el distintivo de la entrada al juzgado, con el escudo de Altea, recibió la enhorabuena por parte de los representantes institucionales.

Jaume Llinares, que siguió de cerca la evolución de las obras, afirmó estar ‘’muy satisfecho’’ por el resultado de las mismas. En este sentido, hizo hincapié en que: ‘’uno de los aspectos más destacados de la nueva ubicación es que el local que acoge ahora el Juzgado de Paz reúne todos los requisitos de accesibilidad’’.

El juzgado está situado en el centro urbano de Altea, paralelo a la avenida Jaume I, y esto se ha traducido en un mayor número de atenciones, como han confirmado los trabajadores del servicio.

Las obras de acondicionamiento de estos locales, ejecutadas por la Empresa Pública (PDM), consistieron en adecuar las instalaciones a las necesidades del juzgado. Se remodeló el inmueble para disponer de una sala de vistas, un archivo y despachos para el juez, el secretario, y una zona de trabajo para las tramitadoras. Además, las instalaciones cuentan con un lavabo para los usuarios y se adaptó otro para personas con movilidad reducida.

Finalmente, el alcalde manifestaba que ‘’el traslado a este nuevo inmueble era necesario porque el juzgado estaba situado en un espacio con dificultades de accesibilidad y otras carencias. Esta nueva ubicación del servicio redundará en beneficio de la ciudadanía que podrá realizar sus tareas administrativas con mayor comodidad’’.