Tenemos Secretario General de Turismo pero nos quedamos otra vez sin Conselleria. De nuevo pierde Benidorm

Resultado de imagen de leopoldo bernabeu

El alcalde de Benidorm pierde la primera gran oportunidad de reivindicar a la ciudad

Leopoldo Bernabeu

¿O es que no saben ustedes que los líderes socialista y ciudadano en Benidorm ya han manifestado que ellos se van a dedicar a sus otras obligaciones privadas antes que a la fiscalización del trabajo del equipo de gobierno?”

Remarcando mi felicitación a la ciudad de Alicante por haber conseguido ser la primera de toda la comunidad, aparte de la propia Valencia, que consigue ser sede fija de una Consellería, nada menos que 36 años después de ponerse en marcha el primero de los gobiernos autonómicos, quiero aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid, para recordarle a nuestro recién reelegido alcalde de Benidorm, Toni Pérez, que en Benidorm, ciudad castigada como la que más por las huestes políticas de uno y otro signo, nos hemos vuelto a quedar con cara de tontos y el caramelo en los labios al conocer dicha noticia. Son muchos los años, demasiados, como en tantas otras cuestiones, los que llevamos esperando que se cumpla la promesa tantas veces realizada, de que sea aquí donde se instale la Consellería de Turismo. No en vano fue aquí donde hasta la mismísima instalación, que costó un potosí y pomposamente se llamó Invatur (Instituto valenciano del turismo), se construyó. Pero una vez metido, se olvidó lo prometido y en ella nunca se llegó a habilitar la susodicha Consellería. Es un edificio muy grande y muy bonito, absolutamente infrautilizado, que da el pego en puntuales ocasiones y con el que algunos cubren el expediente, pero nada más. Un engaño tras otro, siguen pasando las legislaturas y ahora vemos, con cara de pasmaos, como el tren del progreso vuelve a pasar por delante de nuestras propias narices y Benidorm se queda de nuevo en la puerta de salida o en la cola de espera, como más les guste.

La provincia de Alicante, último refugio del PP en la Comunidad

Y ahora que Alicante ciudad y provincia, se han convertido en los únicos reductos del Partido Popular en toda la Comunidad, al más puro estilo Ásterix y Obélix, es cuando a los recién nombrados gerifaltes del no menos colorido Gobierno tripartito de la Generalitat, qué casualidad, se les ha ocurrido que no había mejor ocasión para ubicar, en medio de tan desmesurado panorama azul gaviotil, un búnker rojo de supervivencia y control, bajo el siempre interesante sustento que otorga el poder que facilita el dinero del presupuesto. ¡Qué mejor manera que esta para seguir con la encubierta guerra de desestabilización de todo lo que huela a Diputación controlada por populares y ciudadanos!. Prosigue el Juego de Tronos valenciano en la trinchera.

Para colmo de suspicacias, el martes 18 de junio pasará a los anales del escepticismo. Pues a la misma vez que se nombraba a la nueva consellera ilicitana en Alicante y se le entregaban las llaves de su nuevo reino tecnológico, se investía al alcalde de Benidorm como nuevo Secretario General del PP alicantino. Y aunque no hay cargo más justificado que ese para un PP benidormí triunfador, pero huérfano de responsabilidad allende del municipalismo desde la época de Zaplana, el día no podía ser más inoportuno, pues un premio que venía dado de manera provisional, lo era tan solo por la renuncia inesperada del hasta ahora gerifalte del reino, Pepe Císcar. Creo que más bien era día para estar ojo avizor y poner el grito en el cielo recordando que a nuestra ciudad se le debe una Consellería desde hace años, en vez de estar recibiendo un premio de segundo grado infectado por los rescoldos de un partido en descomposición que busca en Toni Pérez a su mago redentor. ¿Seguro que Ximo Puig no tiene ningún infiltrado en las huestes populares?.

Benidorm estaba mucho antes que Alicante en la lista de espera de ciudades con Consellería prometida

Si el Consell ha entendido que Alicante es un referente para ubicar la recién creada Consellería de Innovación, Universidades y Sociedad Digital, ya tarda nuestro querido alcalde en recordarle al Presidente Ximo Puig, que Benidorm nunca ha dejado de ser el referente del sector turístico, no sólo de toda la Comunidad Valenciana, sino del conjunto de toda España, además de un motor esencial en la generación de recursos económicos que benefician a todos pero que, dicho sea de paso, nunca repercuten en nuestra ciudad de la misma manera que sí lo han hecho en muchas otras. Obras son amores y no buenas razones, Benidorm sigue buscando a los líderes políticos adecuados que lo defiendan como merece y le corresponde. ¿Cuatro años más de espera?. Tampoco hemos escuchado a los socialistas liderados por Rubén Martínez decirle a sus compañeros conselleres que se acuerden de llevar a cabo sus promesas incumplidas para con la ciudad. Es lo que ustedes han votado.

Me alegro especialmente por el nombramiento de Toni Pérez como nuevo Secretario General del PP de la provincia, aunque sea de manera interina hasta la celebración del próximo Congreso, de la misma manera que es de recibo reconocer que a Benidorm le corresponde tener un Diputado en la próxima composición de este Gobierno provincial. Pero igualmente sería de agradecer que todos nos pusiéramos las pilas y empezáramos a trabajar porque las elecciones locales pasaron hace ya un mes y algunos parece que siguen celebrándolo mientras otros están totalmente desaparecidos. Pongan ustedes los apellidos, en mi referencia incluyo a toda la Corporación recién elegida.

Porque lo que no se para es la actividad y para muestra varios botones. En menos de un mes hemos visto el gran problema en el que se ha visto inmerso el sector turístico local con la incertidumbre creada con el tema del Imserso, rematado el asunto con el rechazo por parte del tribunal del recurso planteado por los hoteleros en el que exigían mejorar las condiciones del programa, lo que les obliga a seguir trabajando casi por debajo del precio de coste y lanza las primeras alarmas de un sector hotelero, que se empieza a plantear si no sería conveniente descartar este programa que antaño tantas alegrías proporcionara a Benidorm. Por cierto, un dato apuntado en la nota de prensa que emitió la pasada semana el partido político CONTIGO, en la que invitaba a las autoridades y sector a tomar una importante decisión de futuro al respecto. No nos sobra ningún turista, pero no debemos exclusividad a nadie tampoco. Si tan Destino Inteligente somos, seguro que seremos capaces de encontrar nichos de mercado para rellenar esas plazas con las que otros amenazan, con exigencias leoninas, nuestra estabilidad.

Este tema, unido a las conclusiones del lobby turístico empresarial más importante de la comunidad, que alertaba la pasada semana durante el transcurso de su magna reunión celebrada en Benidorm, acerca de un claro retroceso progresivo en cuanto al volumen de reservas en los próximos ejercicios por la evidente recuperación de nuestros más cercanos competidores y por no haber hecho los deberes a tiempo cuando se pudo, han de poner en alerta a nuestro alcalde, a la sazón concejal de turismo, y su equipo de gobierno. Hay que dejarse la fiesta y el folclore a un lado y ponerse a trabajar de una vez porque el tiempo apremia.

¿No será que para un trabajador nato como tú, que está mucho más cómodo en un escenario de dificultad, esta situación de calma chicha, te perturba más que te motiva?”

Y por si fuera poco con lo ya apuntado, los medios de comunicación vuelven a recordarle a Toni Pérez que su particular pesadilla, bautizada con el nombre de ilegal Estación de Autobuses de Benidorm, sigue siendo la impresentable e insalubre puerta de entrada para decenas de miles de turistas que, recién llegados a Benidorm se preguntan si han aterrizado en un destino turístico o en uno de los escenarios de la recién estrenada película de Chernobyl. Sobre todo la inmensa mayoría de turistas y no esos que forman parte del cada vez más perseguido turismo de borrachera, que tan mala imagen dan a Benidorm y tantos quebraderos de cabeza suponen para unos hoteleros que piden una aplicación estricta de la ley para poder evitarlo.

Es hora, querido Alcalde, de que te centres y te des cuenta de que el momento de los focos y los aplausos ya ha pasado, nombres las delegaciones que corresponden a tus desorientados concejales, que no saben cómo enfocar la situación actual y te dejes de historias que nadie se cree. La distribución de asesores y dedicaciones, habiendo sido capaz de gobernar con ocho concejales durante cuatro años, es difícil que creamos que es el problema de la paralización actual teniendo trece. ¿No será que para un trabajador nato como tú, que está mucho más cómodo en un escenario de dificultad, esta situación de calma chicha, te perturba más que te motiva?. Lo he dicho y lo mantengo, esta mayoría tan absoluta no tiene por qué ir cogida de la mano del éxito. Puede incluso convertirse en lo contrario. Más aún con una oposición que ni está ni se le espera y que quedó bloqueada la misma noche electoral. ¿O es que no saben ustedes que los líderes socialista y ciudadano en Benidorm ya han manifestado que ellos se van a dedicar a sus otras obligaciones privadas antes que a la fiscalización del trabajo del equipo de gobierno?