Podemos l’Alfàs tiene un Plan para proteger el pequeño y mediano comercio y atraer actividades comerciales complementarias a las ya existentes

La imagen puede contener: texto

A Podemos se le acusa a menudo de ser populista, entendiendo este término de manera peyorativa. ¿En qué se basan para decir tal cosa? ¿Solo buscamos el agrado del pueblo, bajo la apariencia de defender sus intereses? ¿Nuestro trabajo en estos últimos cuatro años ha sido sin identificación ideológica, solo apariencia, puramente estratégica? ¿Y por ende se refleja todo esto entonces en las propuestas de nuestro programa electoral? Pues no, rotundamente no.

Para atraer el voto de nuestros pequeños y medianos empresarios, lo populista sería decir que les vamos a bajar un canon o impuesto que les afecta, sin realmente haber calculado las repercusiones sobre la estabilidad presupuestaria del municipio, que de por sí no goza de buena salud en estos momentos. O podríamos lanzar una bonita frase sin decir nada pero que agrade a mucha gente escucharla. También podríamos lanzar en un programa impreso con muchas imágenes de fotógrafos profesionales y dibujos de diseñadores gráficos que cobran por hora lo que tú y nosotros no, proyectos impresionantes, que dos días después de haber recogido los votos para nuestra mayoría absoluta, desaparecerían en el cajón del olvido, con la esperanza de que los votantes tengan la memoria corta y que cuatro años después podremos repetir el truco. Todo esto sí sería populismo.

Sin embargo, nosotros hemos preferido escuchar las preocupaciones de nuestras pequeñas y medianas empresarias y empresarios. Hemos percibido la incertidumbre que causa la inminente apertura de un nuevo gran centro comercial a dos pasos de l’Alfàs. ¿Cuántas alfasinas y alfasinos no habrán recibido una llamada para un sondeo encargado por los que van a rellenar el espacio comercial de esta amenaza con un Primark como gancho? Primark, el sumun del capitalismo salvaje. También nos han contado que, en la frontera con Benidorm, pero esta vez en suelo alfasino, duerme otro proyecto para otro centro comercial más. Y hemos tomado buena nota de las propuestas y reivindicaciones.

Por esto hemos trabajado en una serie de medidas recogidas en un Plan para la Protección del Pequeño y Mediano Comercio de nuestro municipio contra la proliferación de estos Centros Comerciales y la competencia desleal, mediante iniciativas destinadas a promover y fomentar la dinamización, el desarrollo y la optimización de la actividad comercial en el área urbana de l’Alfàs y l’Albir.

A la vez trabajaremos desde el Ayuntamiento para fomentar la compra local, los obradores públicos, el circuito corto de consumo y la compra pública responsable.

Además, apoyaremos a nuestras emprendedoras y emprendedores, autónomas y autónomos, y comercio local, fomentando la actividad empresarial con servicios de asesoramiento y consultoría de proyectos, creando viveros y espacios de co-working, colaborando con entidades y asociaciones que faciliten ayudas y talleres, todo con la meta de crear empleo digno y estable.

Todas estas medidas además conectan con nuestro Plan para el Desarrollo Económico Local diversificado y sostenible que buscará de manera activa nuevos inversores para atraer actividades comerciales y productivas, complementarias a las ya existentes.

Si repartir 5.500 bolsas corporativas de papel pagados a precio de oro, es la acción estrella del Gobierno de Vicente Arques para dar un impulso al comercio local, queda claro que también para este sector nuestro municipio necesita un giro de 180 grados y dejar de ser víctima de improvisación, bandazos u ocurrencias de último momento.

Nosotros tenemos un Plan para llevarlo a cabo. Solo nos falta tu voto el 26 de mayo para hacerlo realidad.