La Concejalía de Medio Ambiente de Altea pone en marcha un proyecto de evaluación del estado ecológico del río Algar

En el Día Internacional de Acción por los ríos, que fue ayer 14 de marzo, la edil de Medio Ambiente, Beatriu Nomdedeu ha anunciado la puesta en marcha de un proyecto de evaluación del estado ecológico de la  desembocadura del río Algar y estudio de su fauna asociada. En el transcurso de la presentación, Nomdedeu ha estado acompañada por la técnica de área, Ana González y el responsable de Verd, empresa que realizará el estudio, Carlos Úbeda.

Según las afirmaciones de la concejala de Medio Ambiente, “con este proyecto de evaluación ecológica del río, damos un paso más para conseguir que el Río Algar forme parte del Parque Natural de Serra Gelada y llegue a tener la protección que le corresponde”.

“El resultado de este estudio nos permitirá conocer lo que exactamente tenemos y saber cómo actuar”; ha añadido Beatriu Nomdedeu, quien ha apuntado que el estudio abarcará desde la zona denominada “Els Dos Rius” hasta la desembocadura del Algar. Los trabajos tendrán una duración aproximada de 3 meses y el coste para la concejalía de Medio Ambiente será de 4.500€.

En cuanto a las acciones que plantea dicho estudio de evaluación, los bioindicadores darán información sobre ciertas características ecológicas (físico-químicas, micro-climáticas, biológicas y funcionales), del medio ambiente, o sobre el impacto de ciertas prácticas en el medio. Lo que se traduce en un estudio de la vegetación en la ribera y las especies vertebradas e invertebradas, entre otros. Así lo ha explicado Carlos Úbeda.

“El río necesita de proyectos como éste para poner en valor, si cabe aún más este tipo de ecosistemas, sobre todo en este pueblo en el que el río Algar es un espacio emblemático y muy estimado por la población”. Ha añadido Úbeda, quien ha afirmado que  “los resultados del estudio nos aproximarán al estado de salud en que está el río y, junto al Plan de Mejora y Mantenimiento del Río Algar de la Concejalía, nos va a decir cuáles son las acciones más apropiadas a realizar”; ha concluido el biólogo Carlos Úbeda.