El actor y productor teatral Sergio Sempere ofreció el pasado martes una conferencia en El Faro de Alejandría sobre teatro

La imagen puede contener: 2 personas, pantalla e interior

“TEATRO. Ficción o verdad”. Charla –Debate presentada el pasado 26 de febrero por “El Faro de Alejandría Benidorm”, en La Casa del Fester, C/ La Biga Nº 3. El ponente fue: Sergio Sempere Carbonell. Actor y director teatral con Master en Arte Dramático por la Universidad de Alicante, y un largo currículum con experiencias y estudios.

Isabel López Villanueva.- Comenzó trasladándonos con timidez a su infancia, haciendo un recorrido hasta nuestros días. En el camino cuenta que le cerraron algunas puertas, pero otras se abrieron con facilidad. Recuerda a Clara Suñer de quien recibió clases básicas, después vinieron otros profesores, principalmente en Alfaz del Pi, donde menciona con afecto a dos grandes personas que fueron núcleo central de su carrera, sus maestros y son sus amigos: José Francisco Tamarit y Manuel Troncoso, con los que compartió años de su vida teatral. Llegaron a realizar numerosas obras.

Continuó explicación sobre el origen del teatro, género literario creado para dar a conocer a fondo los aspectos sociales, culturales y políticos que rodeaban la vida de su autor.

El término teatro procede del griego theatrón, es el espacio o el sitio que permite la contemplación de las artes escénicas. Su desarrollo está vinculado con actores que representan una historia ante una audiencia.

Los orígenes históricos del teatro están asociados a la evolución de los rituales relacionados con la caza y con la recolección de frutos y alimentos propios de la agricultura, que desembocaron en ceremonias dramáticas a través de las cuales se rendía culto a las divinidades.

Grecia fue la cuna del teatro, donde además se creó la prosa literaria, la poesía lírica y épica.

El edificio público destinado a la representación nació entre los siglos V y VI a. C. Allí se celebraban ritos en honor al dios Dionisio.

Las formas teatrales eran auténticas fiestas populares, que servían para hacer reflexionar a los espectadores, en el caso del drama griego eran la tragedia y el drama satírico, capaz de conmover y aflorar sentimientos.

La imagen puede contener: 14 personas, personas sentadas

Destacaron los escritores: Esquilo, Sófocles y Eurípides.

La comedia se desarrolló hacia la mitad del siglo V a. C. Las más antiguas que se conservan son las de Aristófanes.

El diseño de los teatros griegos aun con los escasos conocimientos que poseían, se construían con grandes dimensiones, alcanzando un aforo de unas 18000 personas, donde incluso desde las filas más alejadas permitían a los espectadores buena visibilidad, y escuchar con claridad las obras que interpretaban, gracias a la increíble acústica. Réplicas posteriores no lograron conseguir los mismos resultados.

La representación consta de dos elementos esenciales: actores y público.

El teatro se utiliza como complemento de celebraciones religiosas, como medio para divulgar ideas políticas, para difundir propaganda, como entretenimiento y como arte. La representación puede ser mímica.

Los títeres o el guiñol han sido muy apreciados a lo largo de la historia, no tienen que ser siempre seres humanos.

El teatro español, al igual que el europeo, surge vinculado al culto religioso. La misa, en sí misma es un drama, una representación de la muerte y resurrección de Cristo, donde emplean el teatro para difundir el mensaje evangélico y para la restauración interior del hombre. Serán los clérigos los que creen los primeros diálogos teatrales: los tropos, con los que escenificaban algunos episodios relevantes de la Biblia, plagada de dramas.

El español ocupa un lugar importante en el mundo del teatro, destacando las figuras de Lope de Vega, Tirso de Molina y Calderón de la Barca. También en Inglaterra y Francia el teatro popular cobra gran importancia donde destacaron las obras de Shakespeare y de Corneille, Racine y Molière, respectivamente.

Sergio habló de varios tipos de teatro y sus épocas. En un momento dado nos sorprendió con un par de videos book, donde ilustraba un recorrido por su vida artística, imágenes y sonido que despertaron el interés del público con aplausos efusivos. Ya en la parte del coloquio, entraron dos grandes amigos y actores de su compañía interpretando unos minutos la última obra que están representando. (Alfonso Nieto y Jorge Bert).

Así llegamos al final de la tarde. Gracias Sergio Sempere por tu buena y original preparación. Hasta la próxima, compañero.

La imagen puede contener: 10 personas, personas sonriendo, personas de pie

                               “En el teatro actores y público respiran el mismo aire”