En mayo arrancan en l’Alfàs los proyectos de patrimonio que se financian con Fondos FEDER

En mayo arrancan en l’Alfàs los proyectos de patrimonio que se financian con Fondos FEDER

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi va a desarrollar el proyecto de excavación y musealización de los sectores II y IV de la Villa Romana de l’Albir y se va a rehabilitar el Molí de Mànec. Está previsto que los trabajos se inicien a principios de mayo. Una inversión de 500.000 euros, que será cofinanciada por el consistorio alfasino y por la Generalitat Valenciana, a través del Programa Operativo FEDER 2014-2020 para la conservación y recuperación de bienes culturales y patrimoniales.

En la mañana de ayer, el Director General de Administración Local de la Generalitat, Toni Such, y el delegado del Consell en Alicante, Estaban Vallejo, han visitado el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir para anunciar junto al alcalde, Vicente Arques, el inicio de las obras.

El próximo 2 de mayo arranca en la Villa Romana de l’Albir el proyecto de excavación y musealización de las estructuras situadas al sur de las termas (sectores II y IV), donde se localizan restos de la pars urbana, la zona residencial del asentamiento, y en el Molí de Mànec se iniciarán los trabajos de rehabilitación. Estas obras se financian a través del Programa Operativo FEDER 2014-2020 de la Generalitat, destinado a la conservación y recuperación de bienes culturales y patrimoniales.

Esta mañana, el director general de Administración Local de la Generalitat, Toni Such, y el delegado del Consell en Alicante, Esteban Vallejo, han visitado el Museo al Aire Libre Villa Romana de l’Albir junto al alcalde de l”Alfàs, Vicente Arques, y las concejalas de Cultura y Patrimonio, Mayte García, y de Presidencia, Rocío Guijarro.

El coste de ambos proyectos se eleva hasta los 500.000 euros, que serán cofinanciados a partes iguales por el Ayuntamiento de l’Alfàs y la Generalitat Valenciana, a través de los Fondos FEDER.

La musealización de los sectores II y IV de la Villa Romana de l’Albir responde a la estrategia territorial puesta en marcha en 2011 por el equipo de Gobierno de Vicente Arques, un Plan de Recuperación del Patrimonio Local que “ha contribuido a diversificar la oferta turística del municipio y que ha supuesto una vía de desarrollo muy importante”, ha destacado el alcalde.

El director general de Administración Local ha destacado el interés de la Generalitat Valenciana por “poner en valor nuestro patrimonio y, a la vez, generar recursos económicos”. De hecho, Toni Such ha afirmado que, a través de estos fondos europeos, “no se va financiar ningún proyecto que no sea susceptible de ser visitado”.

El Consell destinará 40 millones de euros de Fondos FEDER para la ejecución de 160 proyectos de conservación y recuperación de bienes culturales y patrimoniales, entre ellos la excavación y musealización de los sectores II y IV de la Villa Romana de l’Albir y la rehabilitación del Molí de Mànec.

El Museo Villa Romana de l’Albir, catalogado por el Consell como el primer Museo al Aire Libre de la Comunidad Valenciana, es un yacimiento arqueológico de una gran riqueza patrimonial y científica, cuyas excavaciones retoma en 2008 el Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi, en colaboración con la Universidad de Alicante, 25 años después de ser descubiertas. Abrió sus puertas en abril de 2011 y ya acumula más de 60.000 visitas. El museo es pionero en la aplicación de la tecnología 3D sobre yacimientos al aire libre y cuenta, además, con una Sala de Audiovisuales en la que se exponen 45 piezas de relevante valor.

“Empezamos en 2011 con la musealización de las termas. En 2015 ampliamos la zona visitable hasta uno de los edificios principales de la villa, una estancia absidiada bastante grande denominada oecus, y ahora lo que queremos con esta intervención es concluir la parte visitable de la villa con la zona residencial donde el dominus tenía sus estancias”, ha explicado Carolina Frías, arqueóloga municipal.

El proyecto de rehabilitación del Molí de Mànec supondrá una inversión de 250.000 euros. Declarado Bien de Relevancia Local, es el único molino -de los 6 existentes en el municipio- de titularidad municipal y se ubica en un entorno de un valor paisajístico y ecológico singular, en el barranco de Carbonera, uno de los corredores verdes de l’Alfàs.

El objetivo del equipo de Gobierno es “convertir en producto turístico y cultural un bien patrimonial vinculado al Reg Major de l’Alfàs que se encuentra en muy mal estado de conservación”, ha explicado el alcalde. En este sentido, se prevé que la actuación de recuperación y puesta en valor tenga un impacto económico, social y cultural en esta zona periférica del municipio.

Arques ha recordado que el Programa Operativo FEDER 2014-2020 de la Comunitat Valenciana dispone de dos líneas de actuación, “una sobre patrimonio y bienes culturales, a la que se ha acogido el Ayuntamiento de l’Alfàs para finalizar la excavación y musealización de la Villa Romana de l’Albir y rehabilitar y poner en valor el Molí de Mànec, y otra de movilidad, que permitirá mejorar la conexión entre la zona de costa y el casco urbano con la construcción de una pasarela elevada sobre la N-332”. Tres proyectos que supondrán una inversión de 1,5 millones de euros.

Toni Such ha felicitado al Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi por haber conseguido financiación para sus proyectos a través de los Fondos FEDER y los Fondos EDUSI. “No es fácil gestionar este tipo de fondos y l’Alfàs lo ha conseguido, con el plus de acceder a algo que muy pocos han logrado, como son las ayudas EDUSI, lo que sitúa a l’Alfàs como municipio puntero en la Comisión Europea en el trabajo de proyectos importantes para la ciudadanía”, ha declarado.

La Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (EDUSI) ‘L’Alfàs del Pi Territorio Saludable’ supondrá una inversión de 10 millones de euros, 5 de ellos procedentes de la Unión Europea. La salud es su eje vertebrador, un proyecto estructurado en tres grandes líneas de acción: ciudad inteligente, sostenible e integradora.