Crea una comisión donde tengas una ilegal estación … de autobuses

Crea una Comisión donde tengas una ilegal Estación… de autobuses

“Una persona que siente miedo ante situaciones difíciles o muestra falta de valor para emprender acciones peligrosas que conllevan cierto riesgo” y “una persona que perjudica o hace daño de forma cubierta por carecer de valor”…¿qué es?

Leopoldo Bernabeu. Presidente de CONTIGO Benidorm.- Qué manera tan injusta de pelearse que tienen mis ganas de escribir y mi incapacidad de resumir. La mayoría de ustedes, los que todavía me leen, me lo dicen: sintetiza. Dicho así es fácil, ¿verdad?. Pues no sé, lo intento pero no sé. No soy Ignacio Camacho, Luis Ventoso o cualquiera de los muchos columnistas con los que cada día disfruto leyendo opinión, mientras sigo saboreando el inconfundible olor a tinta que desprenden los periódicos de papel de buena mañana. Es todo un placer que no consigo emular.

Se me ha caído un mito. Aun no siendo el alcalde de Benidorm santo de mi devoción, nunca he tenido reparos en reconocer sus virtudes. Es, sin duda, el político que mejor conoce Benidorm de los 25 que nos sentamos en el Salón de Plenos, es casi con total seguridad, de los 3 que más trabajan, conoce los entresijos de la administración pública mejor que el 90% de los funcionarios y la legislación actual, casi a la par que el Secretario Municipal, el Tesorero o el Jefe de Contratación, con la salvedad, a su favor, de que seguro que sabe de todo esa combinación mucho más que ninguno de los otros tres de las áreas que no les corresponden.

La inauguración del Parque de Foietes o la puesta en marcha de las obras del Centro Comercial, son, créanme, argumentos más que suficientes, bien vendidos, como para repetir en un cargo de alcalde. Sólo hay que saber lucir y sacar a pasear los trofeos en cada una de tus múltiples intervenciones en actos públicos y en eso Toni es un maestro. Y eso que el Parque ha llegado con 10 años de retraso y de la mano de una administración socialista, y de las obras del Centro Comercial lo único que hay, además de otros 10 años de retraso, es un movimiento de tierras en el lugar en el que cuando se inaugure quizás Toni Pérez ya no sea ni concejal..… aunque déjenme que esto también lo dude. Este Cuco lleva 24 años calentando sillón y cuatro alcaldes en la alforja.

Pero repito, esta semana se me ha desmontado un mito, se me ha caído el líder que creía tener por alcalde. En sólo dos reuniones me he dado cuenta porque Toni Pérez es un buen político pero nunca habría podido ser un buen técnico. Esta semana ha demostrado ser, y por dos veces “ Una persona que siente miedo ante situaciones difíciles o muestra falta de valor para emprender acciones peligrosas que conllevan cierto riesgo” y “una persona que perjudica o hace daño de forma cubierta por carecer de valor”. Prefiero que sean ustedes las que pongan el nombre a estas dos definiciones que da el diccionario. En ambas les va a aparecer el mismo adjetivo.

El viernes pasado se cumplieron los peores presagios que dos días antes escribí en una columna que titulé “Estación de Autobuses de Benidorm, ejemplo de Incapacidad y Cobardía” y que ustedes tienen todavía a su disposición en http://www.radio4gbenidorm.com. A modo de presagio les avancé lo que ya ha sucedido. El constructor de esa ilegal Estación se ha cansado de los incumplimientos del Ayuntamiento y nos ha denunciado. Ahora ya no se va a conformar con lo que se aprobó en el Pleno de febrero del 2014, 35 millones de euros. Ahora, además de llamarnos a todos falsos por no cumplir lo pactado, ha puesto de manifiesto aquel dicho popular que nos recuerda que “el hombre que no cumple su palabra, al final su desdicha labra”. Lo que más me duele, es que además tiene razón, y es un completo esperpento lo que entre todos hemos conseguido, la cuadratura del círculo: hemos hecho bueno a Enrique Ortiz.

¿Y saben que hizo nuestro alcalde?, mirar hacia otro lado, no querer saber nada del tema, como si con él no fuera la cosa. El constructor nos va a pedir ahora 75 millones de euros, y lo mejor de todo es que, aunque este proceso judicial tardará lo suficiente como para que la mayoría de ustedes vuelva a votar a Toni Pérez y se olviden del asunto, la ciudad de Benidorm lo perderá y de sus bolsillos tendrán que salir, a modo de impuestos, los recursos para pagar esta barbaridad urbanística que se inició siendo Toni Pérez concejal del equipo de Gobierno, se ilegalizó siendo Toni Pérez concejal del equipo de Gobierno, se aprobó en Pleno su solución siendo Toni Pérez concejal de la oposición, y nos han denunciado por haber incumplido aquel acuerdo siendo Toni Pérez nuestro alcalde cada uno de los últimos 1.400 días….en los que no ha hecho nada más que mirar hacia otro lado, no querer asumir su responsabilidad como máxima autoridad y agarrarse al surrealista argumento de su falta de mayoría para decir ahora que él no podía hacer más. Este es el mismo Toni Pérez cuyo slogan roza “Treballant per Benidorm”. Le recomiendo que aproveche la ocasión y lo cambie por “Gracias a Toni Pérez ya podemos decir que se avecina otra Ruina para Benidorm”.

Y por si el esperpento que les he contado les ha parecido pecata minuta, agárrense porque casi  sin solución de continuidad, tres días más tarde y dando rienda suelta a la segunda de las definiciones que antes les he recordado sobre un determinado adjetivo que espero ya hayan resuelto, el bueno de nuestro alcalde, nos ha preparado una trampa a todos los portavoces y nos ha regalado ticket de primera fila en el lamentable espectáculo de ver y escuchar cómo se despellejan entre sí los técnicos más importantes del ayuntamiento en vivo y en directo. No había sentido tanta vergüenza en mucho tiempo. Le llaman Comisión de Investigación, cuando le deberían llamar “paripé para perder el tiempo”.

¿Y saben por qué?, ¿les suene el Moralet?, ¿se acuerdan de todo lo que en su día les dije a través de aquella televisión local cuyos compañeros luego me apuñalaron? …Pues no voy a volver a contarles la historia de nuevo. Sólo les recuerdo que un concejal de urbanismo dijo que había que indemnizar al propietario de más de 350.000 metros cuadrados de terreno con 73.000 euros, tratándonos poco menos que de analfabetos a todos los vecinos de Benidorm, mientras el dueño, casualmente el mismo que construyó la ilegal Estación de Autobuses, nos pedía una indemnización de 47 millones de euros. Claro, el Tribunal competente ya hace años que dijo que había que pagar, de momento, 6 de esos millones que nos pedían, dejando abierta la puerta a que sean muchos más. Y el señor alcalde, en otra escenografía llena de bochorno, nos ha deleitado con este precioso espectáculo, en vez de reconocer que es él el máximo responsable de que, varios años después, ni siquiera se hayan consignado esos 5,9 millones de euros que hay que pagar por esos terrenos. Es inasumible que siga echando balones fuera y echando la culpa a las anteriores corporaciones, no sólo porque no tiene razón, sino porque en ellas también estaba él de concejal. Finalmente los hemos pagado, pero añadiendo ahora 1 millón más en intereses.

Se me ha caído un mito. Fui muy duro en mi última etapa periodística con el alcalde Agustín Navarro, pero Toni Pérez, que lo sabe recubrir todo de mucho más glamour y dar la sensación de que hace mucho, está consiguiendo a marchas forzadas que aquella gestión empiece a parecernos salvable.

Quería terminar diciendo que me parece asombroso que todavía no haya presentado su dimisión, pero claro, ustedes se habrían descojonado. ¿Si trabajara usted en una empresa cuya Dirección llega a un acuerdo con otra empresa para pagarle 35 millones de euros en 6 meses, y dos años y medio después no lo hecho, y esta última empresa les denuncia por incumplimiento de contrato y les pide 75 millones, qué creen que pasaría con ese Director?…pues eso.

Esto es política, como diría aquel, y el dinero no es de nadie. Nos meten una denuncia que nos va a arruinar por otro puñado de años, pero aquí ni pasa nada, ni dimite nadie. Mejor aún, la mayoría de ustedes se habrán olvidado de esto en menos de 3 meses, esos que faltan para que todos, como borreguitos, volveremos a votar a los mismos de siempre. ¿Y entonces, de que nos quejamos?