Miguel Llopis Cartagena ofreció el pasado martes en El Faro de Alejandría una conferencia sobre “Iberia: la España Prerromana”

La imagen puede contener: una persona, interior y texto

El Faro de Alejandría recibió con agrado el pasado martes 11 de diciembre a: Miguel LLopis Cartagena. Aunque es Doctor en Medicina y especialista en Urología, es esta ocasión expuso un tema que le apasiona: Iberia. “La España prerromana”.

Isabel López Villanueva.- Del esfuerzo de su investigación, nació una novela histórica, que la tituló: “La Sacerdotisa Íbera”.

Cronológicamente, con ilustraciones y el poder de la palabra comenzó la Charla mencionando a Solveig Nordtröm cuando en los años 50, se enfrentó a las excavadoras y consiguió que no destruyeran el Tossal de Manises en Alicante, donde en la actualidad está la ciudad museificada de Lucentum. Ella revisó la novela de Miguel y escribió el prólogo. También recibió la ayuda de Rafael Ramos Hernández, arqueólogo ilicitano y el autor de: “Documentos y Reflexiones sobre una Dama”.

Iberia es el nombre dado por los antiguos escritores griegos y romanos a la península. Con la dominación romana pasó a llamarse Hispania.

Nos habló de los viajes comerciales del Oriente a Iberia, comenzaron por el sur y que se dividieron en 3 períodos. El ponente lo explica con detalle.

También relató sobre los viajes comerciales que casi desde el inicio se instalaron por el sur donde estaban Los Tartesos.

En Iberia se inició La Edad de Hierro, con el que se fabrican armas y herramientas hacia el s. XIII a.C.

El periodo orientalizante es la etapa en que navegantes provenientes de Fenicia, Grecia y Cartago llegaron a nuestras costas, trayendo su cultura (nuevos cultivos y nuevos instrumentos) y productos manufacturados que intercambiaban por metales, grano y esparto.

Esto ocurre en la costa, en el resto de la península llegan de Centroeuropa oleadas de pueblos indoeuropeos que introducen el hierro: Los Celtas. Mientras que en las costas mediterráneas se establecen colonias fenicias, griegas y cartaginesas.

Explicó brevemente estas distintas culturas que influyeron en la aparición de la cultura Íbera a lo largo de la costa Mediterránea, desde Gadir (Cádiz) hasta Masalia (Marsella).
Cuenta de los restos arqueológicos descubiertos por toda esta zona, incluyendo: Villajoyosa, Alcoy, Cartagena, muestra ilustraciones con vasijas de cerámica, esculturas y pinturas que cuenta su historia. Como la del Bou Ferrer, encontrado en el mar, en el año 2007 frente a Villajoyosa donde también se encuentra, La Torre de San José en la playa El Torres, que es en realidad un monumento funerario romano.

Los Íberos vivían en poblados generalmente en sitios elevados, como Sierra Cortina en Finestrat, situaban los cementerios cerca de la entrada de la población para rendir culto a sus muertos, a los que incineraban. Sus viviendas tenían una base de piedra y el resto era de adobe, motivo por el cual no se ha conservado.

Desarrollaron tres tipos de escritura que por desgracia, seguimos sin saber interpretar.
Las polifacéticas mujeres íberas tenían telares con los que tejían sus ropas. Mostró las imágenes de las más conocidas damas como: La Dama de Elche, La Dama de Baza, la de Guardamar y la Gran Dama Oferente. Todas ellas dotadas de un aire solemne y misterioso, enardecido por sus peculiares atavíos.

Después de una buena presentación y explicación, los asistentes aplaudieron satisfechos. Comenzó el coloquio con preguntas y comentarios de muy buena calidad, como lo son las personas que semanalmente acuden a estas Charlas-Debate, completamente gratis. Asociación sin ánimo de lucro, que difunde con ilusión y tesón la cultura y el conocimiento. Todos los conferenciantes participan libremente exponiendo cada cual un tema elegido, todos interesantísimos y variados. Benidorm capital del turismo de sol y playa, amante de la cultura. Una ciudad casi completa. Esperamos que pronto podamos disfrutar y presumir del Centro Cultural.

Gracias Miguel por tu buena disposición.

                                  “El tiempo es el mejor autor: siempre encuentra un final”