El Ayuntamiento de Altea redacta un proyecto para la mejora de la conexión del aparcamiento del río Algar

Se trata de fomentar el uso de un aparcamiento de 300 plazas que está completamente vacío la mayor parte del año.

La concejala de Urbanismo, Imma Orozco, explica que la redacción de este proyecto responde a la necesidad de fomentar el uso de los aparcamientos ya existentes a los que se sumarán en un futuro otros nuevos como el de Foieta o el del Paseo de Sant Pere.

En este caso concreto, afirma ‘’nos encontramos ante un aparcamiento de 350 plazas que está absolutamente infrautilizado durante todo el año. Salvo el día de mercado, la semana de feria y las actividades lúdicas y festeras que se puedan hacer, el resto de días nos encontramos con un espacio vacío a escasos metros del casco urbano’’.

La responsable de Urbanismo explica que ‘’las actuaciones para incentivar el uso de este aparcamiento deberían ser dos: por un lado, crear una nueva conexión con la Plaça dels Furs y por otro, mejorar la conexión con el Camino del Instituto por debajo de la vía de FGV. De acuerdo con los técnicos, hemos decidido separar los dos proyectos porque la solución en uno y otro caso, aunque debe ser estéticamente coherente, es muy diferente desde el punto de vista técnico y la envergadura del proyecto si los uníamos podía dificultar su consecución’’.

Así, se ha optado por trabajar de manera escalonada y ahora se está redactando ya el proyecto de conexión con la Plaça dels Furs, una solución que debe asegurar la accesibilidad universal y reactivar un espacio en desuso. Con esa finalidad, explica Orozco ‘’se está trabajando con la idea de obtener una puerta de acceso al municipio que permita, además de salvar la diferencia de cota entre el aparcamiento y Garganes, mejorar esta zona desde el punto de vista paisajístico y reactivar su uso público’’.

Por ello, todas las concejalías implicadas en el uso de este espacio han participado a la hora de diseñar las necesidades que debía cubrir esta actuación por lo que se ha querido aprovechar para crear unas infraestructuras útiles para las diferentes actividades que puntualmente tienen lugar en este espacio, como por ejemplo baños públicos o un pequeño almacén que pueda ser utilizado por el servicio de limpieza viaria y permita mejorar su organización. Así, continúa, ‘’este proyecto de conexión se convierte en un proyecto más ambicioso de regeneración del espacio público’’.

Imma Orozco concluye remarcando que ‘’seguimos trabajando en el marco de la Estrategia para la Regeneración de la Fachada Marítima en proyectos que, como éste o el del aparcamiento subterráneo de Sant Pere, nos permiten mejorar la oferta de aparcamiento, disuadir el tráfico rodado en el casco urbano y la primera línea y fomentar la recuperación de los espacios públicos para las personas’’.