El Ayuntamiento de Benidorm acepta la donación hecha por la coleccionista Cristina Boissié

El Ayuntamiento de Benidorm ha aceptado la donación hecha por parte de la coleccionista Cristina Boissié quien ha legado al Ayuntamiento toda su biblioteca familiar, su patrimonio mobiliario y de decoración, así como la colección de óleos y dibujos de su marido, el pintor sevillano Francisco Díaz Díaz.

Asimismo, se ha transmitido el agradecimiento de la corporación a Cristina Boissié, presente en la sesión y que ha recibido al aplauso de todos los presentes.

La concejal de Patrimonio Histórico, Ana Pellicer, ha señalado que “es indudable que la donante, después de este acto totalmente altruista, siempre ocupará un lugar preferente en el recuerdo y el agradecimiento de todos los vecinos de Benidorm”. Pellicer ha explicado que en estos momentos, y con la colaboración de la propia Cristina Boissié, técnicos de la Concejalía de Patrimonio Histórico están inventariando y catalogando todo este legado que supera las 5.000 piezas, entre ellas piezas de cerámica y muebles del siglo XVIII; abundante material etnográfico; instrumentos musicales; un retablo de los siglos XVII-XVIII; o una muy buena colección de relojes de bolsillo. En cuanto a la biblioteca familiar, de momento se han inventariado 1.427 libros, algunos de ellos dedicados por autores como Juan Ramón Jiménez, y más de dos centenares de obras fechadas entre los siglos XVII y XIX.