La urbanización que unirá el Paseo de Poniente y la Avenida Vicente Pérez Devesa se centra ya en la canalización del Barranco Rajarell

Esta obra obliga a cortar el camino de Rajarell, que se reconvertirá en una calle de más de 16 metros de ancho

La urbanización que unirá el Paseo de Poniente y la avenida Vicente Pérez Devesa se centra ya en la canalización del barranco Rajarell

Las obras de urbanización de la Unidad de Actuación 1 Poniente, que permitirá unir el Paseo de Poniente y la avenida Vicente Pérez Devesa y que corren a cargo de la mercantil TM, siguen avanzando y en estos momentos se centran en la canalización del barranco Rajarell y en la construcción de uno de los nuevos viales contemplados en el proyecto. El concejal de Obras y Movilidad, José Ramón González de Zárate, ha explicado que ambas actuaciones “han obligado a cortar el camino de Rajarell”, el que “habitualmente utilizan todos los vecinos de la zona de Xixo para bajar a la playa” y que “se va a reconvertir en un vial de al menos 16 metros de anchura que podrán utilizar vehículos y peatones con todas las garantías de accesibilidad”.

De Zárate ha pedido “disculpas” a los usuarios de este camino por los “inconvenientes” que supone su cierre al tránsito peatonal, si bien ha indicado que a la hora de ejecutar esta obra de canalización y construcción del nuevo vial “se ha buscado la fecha de menor ocupación y, por tanto, de menor uso” del mismo.

La canalización del barranco es uno de los hitos de la urbanización de esta zona –de unos 60.000 metros cuadrados- y quedará integrada en el nuevo vial. Tanto este vial como el que discurrirá en paralelo a las instalaciones deportivas de la urbanización Las Lomas tendrán una anchura de entre 16 y 24 metros, y además de la calzada para el tráfico rodado incluyen carriles-bici bidireccionales de tres metros de anchura con protecciones, y amplias y accesibles aceras de entre tres y seis metros. Estas aceras contarán con jardinería arbustiva y con dos o tres líneas de arbolado. Así, está prevista la plantación de 340 nuevos árboles de diversas especies, y la recuperación de unos 40 más. Adicionalmente se creará unos 1.000 metros cuadrados de espacios ajardinados.

En los nuevos viales se han diseñado 112 plazas de aparcamiento, una parada de autobús adaptada en la intersección del viario interior con el Paseo Marítimo, y dos puntos de recarga de vehículos eléctricos.

Asimismo, la urbanización incluye la implantación de todos los servicios públicos, con una red de alumbrado de led y elementos propios de la Smart City. Concretamente, habrá dos puntos de acceso wifi, una red de datos de alta capacidad y una estación del sistema municipal de préstamo de bicicletas.

Además de la superficie destinada a dotaciones públicas, la Unidad de Actuación 1 Poniente cuenta con suelo residencial y de uso hotelero.

El proyecto refundido de urbanización de la Unidad de Actuación 1 Poniente cuenta con el visto bueno de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) en lo relativo a encauzamiento del barranco Rajarell, y también con la autorización de la Dirección General de Costas. Esta Unidad de Actuación linda y conecta con el Plan Parcial 2/1, cuya urbanización también correrá a cargo de TM Grupo Inmobiliario.