“Manolo Escobar, más de mil días sin tí”

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo, interior

Isabel López Villanueva.- “Manolo Escobar, más de mil días sin ti”. Con éste título, la Sala con unas 200 personas, y grandes amigos, daba comienzo la Charla-Coloquio a las 19h.el martes 23 de octubre. El ponente fue Gabriel García Mármol, una de las personas más importantes en la vida del cantante, era su sobrino, su ahijado y su representante desde el año 87. 

Esta actividad la organizó El Faro de Alejandría, que como cada martes viene realizando para todos aquellos que quieran potenciar la cultura en su vida. El lugar de la cita es en, La Casa del Fester Nº 3.

Como excepción, ese día en concreto se realizó en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Benidorm, dada la importancia que tuvo y tiene el personaje en esta Villa, que, a lo largo de su larga profesión, la ensalzo y publicitó, como ninguno de los artistas que han pasado por aquí.

Tras unas breves palabras de la presidenta, presenciamos un video de dos minutos en el que la ONG “Artis Mundi” ofrece la mención de honorífica a Manolo Escobar año 2010, resaltando unas palabras muy significativas: “No solo vivo en Benidorm, sino que quiero morir en Benidorm”. Termina la presentación leyendo Manuel García unas cuartetas, dedicadas al cantante y de autoría propia.

La imagen puede contener: 3 personas, personas sonriendo

Manolo Escobar, vivió hasta los 82 años, se marchó el 24 de octubre de 2013, fue la primera y única señal de Stop que encontró en su camino. Gabriel describió son sensibilidad al gran artista que todos conocen, contó como era su trato en la intimidad con los más allegados y habló de los duros inicios allá en Almería. Con el tiempo y con un corazón lleno de proyectos, se instaló en Barcelona donde germinaron, dando frutos a una brillante trayectoria, mano a mano con sus hermanos y sus guitarras. Con talento y talante triunfaron dejando en esa época una estela, que se extendería por todo el mundo, recopilando grandes éxitos como el: Porompompero, el Carro, su España, su Madrecita, su Anita, su Pequeña Flor y unos ochenta discos más, 40 de ellos de oro y una casete de platino, unidos a su nombre avalan su corona.

Gabriel siguió mostrando con ternura una serie de fotos elegidas del archivo familiar y otras tantas profesionales, al tiempo que fue contando historias y anécdotas de toda índole, guardadas como un tesoro en su memoria.

Explicó lo que fue para él vivir al lado de ese gran hombre y mejor persona. Entre recuerdo y recuerdo, momentos imborrables del ídolo de multitudes, donde el ponente se emociona de nuevo. Muestra fotos de muchos amigos, deteniéndose con las de Rocío Jurado y Concha Velasco, con la que tenía una química especial.

Sigue contando que Manolo Escobar, tuvo 4 pilares que marcaron su vida:

1) La familia, donde nos habla de cómo conoció a su mujer Anita, el amor de su vida, a los 5 meses de conocerse se casaron, y que estuvieron juntos 59 años, hasta el último día.
2) El futbol y concretamente FC Barcelona.
3) La pintura, fue su gran pasión y hobby coleccionó cuadros hasta poseer un total de 1493 obras de arte. Los últimos 10 años de su vida, cantaba para comprar más, iba a todas las exposiciones, donde siempre adquiría alguno. Deseaba tener un “Antonio López”.
4) Le encantaba la zarzuela y acudía a los teatros siempre que podía. ´Le hubiera gustado ser’, “Alfredo Kraus” al que admiraba en gran manera.

Tras su exposición y un largo aplauso, agradece al público su presencia, y encomia a una persona para el muy especial que estaba presente: Charo, que ha estado cuidando a sus padrinos y con ellos durante 35 años.

La imagen puede contener: 2 personas, exterior

Toman la palabra dos personas que acompañan a Gabriel en la mesa: Eddy Guerin, amigo de la familia, fue el arreglista de Manolo Escobar y su orquestador durante muchos años. Gravaron juntos 17 discos, señala que Manolo era el único que cantaba en directo en un estudio de grabación.

Manuel Abad, amigo de la familia, director de Radio Sirena en Benidorm. En su estudio, hay una placa homenajeando a Manolo Escobar. Quiere recordar que hay una calle concedida a Manolo Escobar, pero de momento la zona está en obras, la placa tiene que esperar. Menciona sobre La Casa de la Cultura, también en obras y por tanto, en espera.

Tras el coloquio y sus preguntas llegamos al final de la tarde. Muchas gracias Gabriel García Mármol, por aceptar la invitación y por la magnífica exposición. Hasta siempre.

                                                 “Él cantaba para hacer feliz a la gente”