El Ayuntamiento de Altea ejecuta de forma subsidiaria la demolición de un conjunto de casas en ruina

La Concejala de Urbanismo, Imma Orozco, ha informado que hoy viernes, han empezado los trabajos de demolición del conjunto de casas situadas a la altura del Callejón de la Almadraba.

El Ayuntamiento de Altea ejecuta de forma subsidiaria la demolición de un conjunto de casas en ruina

Según explica la edil, “el Ayuntamiento está realizando esta actuación de manera subsidiaria, ante la situación de ruina inminente declarada por los técnicos municipales”. Esto ocurría después de que el pasado viernes 17 se desprendiera parte de un voladizo de la fachada que da al Paseo de Sant Pere. A raíz de esto, Orozco ha explicado que “también se ha abierto paralelamente un expediente para determinar el posible incumplimiento de la empresa propietaria de su deber de conservación.”

La responsable de Urbanismo recuerda que la situación de este conjunto, con fachadas en la calle la Mar, San Pedro y Almadraba, parte del cual está protegido por el Catálogo de Bienes, “siempre nos ha preocupado muchísimo. Si no se ha actuado antes es porque había un procedimiento judicial abierto y una solicitud de intervención por parte de la propiedad. Sin embargo, hace unos meses dimos por desistida esa solicitud puesto que los responsables estaban alargando el procedimiento de manera injustificada y no llegaron a subsanar las deficiencias que desde Urbanismo les marcábamos”.

Orozco ha destacado que “delante de esta inacción por parte de quien tiene la responsabilidad de mantener los inmuebles en las condiciones adecuadas, el Ayuntamiento tiene que actuar para garantizar la seguridad. Tenemos una partida presupuestaria destinada a este tipo de actuaciones subsidiarias en las cuales se actúa por parte de la administración y después se pasa el coste de la actuación a los responsables, como será el caso”.

En cuanto a la protección de parte del conjunto, la concejala de Urbanismo explica que “en un primer momento se exigía una intervención que mantuviera los elementos protegidos, pero cómo que no se ha actuado durante muchos años, ahora mismo hemos pasado a una situación de ruina inminente que lo hace imposible. Sin embargo, se ha datado la edificación para que se pueda proceder a la fiel reconstrucción de las fachadas protegidas en el momento que se ejecute algún proyecto en ese espacio”.

La edil de Urbanismo lamenta que se haya tenido que llegar a este extremo y que “los tiempos judiciales y administrativos no nos hayan permitido dar antes una solución a un espacio que se encuentra en primera línea, uno de los lugares más transitados de nuestro pueblo”. Afortunadamente, continúa, “en una semana el solar quedará en condiciones adecuadas desde el punto de vista de la imagen y la seguridad”. Está previsto que los trabajos de demolición con maquinaria se alarguen de lunes a miércoles para, posteriormente, proceder a la adecuación y cierre de la parcela.