La vida sigue igual

Opinión · La vida sigue igual, por Leopoldo Bernabeu

Benidorm funciona a pesar de sus políticos

Leopoldo D. Bernabéu.- Cuando se tiene tiempo para la reflexión es cuando se es capaz de llegar a conclusiones que valgan la pena. A pesar de que todos sabemos que las prisas no son buenas consejeras, casi ninguno nos tomamos el tiempo mínimo para pensar las cosas antes de hacerlas. De ahí muchos resultados conocidos. ¿Y Por qué digo esto?. Porque reflexionando sobre el título de la canción que ganó el Festival de la Canción de Benidorm hace ahora 50 años y que catapultó al artista más universal que ha dado nuestro país, he llegado a la conclusión de que, en el fondo, era una auténtica premonición.

Durante muchos años utilicé en mis programas de televisión la ya famosa muletilla de “Benidorm funciona a pesar de sus políticos”. También hoy, reflexionando con ese magnífico tiempo que te proporciona el caminar durante horas habiendo dejado ese arma letal llamado móvil en tu casa, concluyo que era otra premonición. Aquello lo hacía en tono jocoso, pero hoy observo cuanta verdad había en esa unión de palabras.

Y en el fondo casi deberíamos de alegrarnos. Celebrar todos juntos en esta maravillosa ciudad de Benidorm que la vida siga igual y que Benidorm siga funcionando a pesar de sus políticos. Porque en el fondo, y también en las formas, todos somos un poco masoquistas. Nos encanta quejarnos, pero eso sí, con buena comida y bebida delante y, a ser posible, oídos cercanos que gusten escucharnos y nos den la razón como a los tontos. Somos muy valientes a la hora de catalogar la nula gestión que hacen los señores que nos gobiernan, pero se nos hiela la tez cuando alguien propone votar lo nuevo. Y es que los españoles somos muy de “más vale lo malo por conocido, que lo bueno por conocer”.

Sólo a partir de estas banales reflexiones o incluso gracias a ellas, es cuando consigo entender, o me engaño a mí mismo porque lo necesito, que en Benidorm, a pesar del continuo espectáculo que significa tener estos gobernantes, no suceda absolutamente nada. Un equipo de Gobierno que hoy, Julio de 2018, ha despachado un Pleno en dos horas, cuando al inicio de la Legislatura duraban entre doce y dieciséis. Ya no hay mociones, no hay ideas, no hay propuestas. La Oposición ha tirado la toalla y ya todo da igual. A pesar de que quedan 10 meses para las próximas elecciones, esto se ha acabado. La legislatura está amortizada para todos.

¿Se imaginan ustedes al trabajador de una empresa que, 10 meses antes de acabar su contrato, decida que ya no trabaja más, aunque cobrando su sueldo?. Pues eso es lo que ya está pasando en el ayuntamiento de Benidorm. Con un alcalde, encantado de haberse conocido, que disfruta como el que más viendo como los miembros de la Oposición se machacan entre sí.

Si le dicen esto a Toni Pérez al inicio de la legislatura, habiendo sacado sólo 8 concejales, no hubiera dado crédito a esas palabras. Pero no sufran, dentro de 10 meses pueden ustedes volver a votarlos, se presentan seguro. Lógico, nada más saben hacer que vivir del prójimo.