La Junta de Portavoces acuerda dar a tres calles de Benidorm los nombres de Mario Gaviria, José Miguel Iribas y Julio Muñoz

La propuesta se votará en pleno y con ella se reconoce su aportación a la ciudad y su defensa del modelo urbanístico, turístico y social de Benidorm

La Junta de Portavoces acuerda dar a tres calles de Benidorm los nombres de Mario Gaviria, José Miguel Iribas y Julio Muñoz

La Junta de Portavoces ha acordado nominar tres calles de Benidorm con el nombre de los sociólogos Mario Gaviria y José Miguel Iribas, y con el del urbanista, diseñador y artista Julio Muñoz. La propuesta de acuerdo, que se ha dictaminado hoy en comisión informativa de Régimen Interior y que se votará el próximo lunes en el pleno ordinario del mes de julio, reconoce la “aportación” de todos ellos “a la ciudad” y “la defensa del modelo urbanístico, turístico y social” de Benidorm que promovieron siempre.

El Alcalde, Toni Pérez, ha indicado que “Gaviria e Iribas fueron los teóricos que, desde el ámbito de la sociología, pusieron en valor las cuestiones que Benidorm ofrecía -y sigue ofreciendo-, y en trazar en base a sus estudios y análisis la hoja de ruta que debía seguir la ciudad para convertirse en esa referencia mundial que hoy es”. Julio Muñoz, por su parte, fue “la persona que se dedicó a materializar todo aquello que sobre la ciudad nueva y el modelo de Benidorm teorizaban Gaviria e Iribas”.

En este sentido, ha recordado que el arquitecto, afincado en Benidorm “desde los años 70”, alumbró la primera calle nacida como peatonal de la ciudad, la calle Murcia; y aplicó la esencia “del modelo urbanístico y arquitectónico” de la ciudad en “innumerables edificaciones dedicadas al sector comercial, hotelero o de restauración”. Además, en su condición de miembro del Consejo de Escena Urbana, “dejó su impronta” en el diseño y concepción de la renovación de la avenida Jaime I y de la próxima remodelación de la avenida del Mediterráneo.

Toni Pérez ha incidido en que Gaviria, Iribas y Muñoz fueron “tres defensores a ultranza de Benidorm”, y ha añadido que “su calidad humana y su influencia en la sociología, en el urbanismo, en la arquitectura o en la teoría turística” hacen que su pérdida sea “difícil de sustituir”. Asimismo, y tal y como recoge la propuesta que el lunes votará el pleno, el alcalde ha destacado que “los argumentos que esgrimían los tres desde hace décadas en su defensa de Benidorm eran tan sólidos, que el tiempo les ha dado la razón acerca de las múltiples virtudes y valores que atesora nuestra ciudad, tanto en lo tangible como en lo que no lo es”.

Por último, el alcalde ha señalado que “el criterio del gobierno local es que el hecho de nominar la calle no debe suponer la eliminación de otra denominación”. Un criterio que el propio alcalde trasladó al resto de grupos municipales en el seno de la Junta de Portavoces. Así, ha ahondado en que “se pueden aprobar estos nombres de calles sabiendo que Benidorm está pendiente de desarrollos potentes en su trama urbana como pueden ser el sector de El Murtal, el sector Poniente o el Ensache de Levante” –el antiguo Armanello”. “Habrá posibilidad de denominar esas calles como vayan apareciendo nuevos viales, partiendo de la base de que un nombre no debe sustituir a otro existente y conocido por todos, porque eso además tiene efectos de incomodidad, de cambios de dirección y de confusión”, ha aclarado.

Centro Cultural

Además de la nominación de las calles, el pleno del lunes votará dar “conformidad a la escritura de anulación de otra de constitución de derecho de superficie y sustitución por cesión de concesión demanial del Centro Cultural”. La misma propuesta recoge también ‘dar el sí’ al “pliego de condiciones y acuerdo del Consell del pasado 29 de junio” que autorizó el convenio entre la Sociedad Proyectos Temáticos de la Comunitat Valenciana S.A. (SPTCVSA) y el Ayuntamiento de Benidorm “para la construcción y puesta en funcionamiento de un centro cultural”.