Altea, en el mapa de las infraestructuras necesarias de cara a la liberación de la AP-7

La Conselleria de Vertebración del Territorio incluye las propuestas hechas por el Ayuntamiento de Altea en el Plan para la mejora de los accesos a la AP-7 que acaba de presentar al Ministerio de Fomento.

Desde el momento en que el equipo de gobierno, con el alcalde Jaume Llinares al frente, comienza a trabajar en el 2015, uno de los objetivos prioritarios es situar a Altea en el mapa de las infraestructuras necesarias para solucionar el paso de la N- 332 por el municipio.

La responsable de Urbanismo, Imma Orozco, explica que “estamos muy satisfechas y satisfechos de que la Conselleria haya hecho suyas nuestras propuestas y haya presentado este documento en Madrid. Hay que buscar el consenso de las tres administraciones implicadas y adelantarnos al escenario en que la AP-7 deje de ser de pago en 2020. Se trata, en definitiva, de planificar esas soluciones “.

Orozco tiene claro que “Altea aparece en este documento gracias al gran esfuerzo que hemos estado realizando en los últimos dos años para definir una salida sur que fuera realmente útil y viable. Esto se ha conseguido estudiando una alternativa que diera servicio también a los municipios vecinos, que conectara Expoaltea y que, además, nos servirá para argumentar que es innecesario construir una variante paralela a la autopista. Esta ha sido una cuestión prioritaria para nosotros como gobierno y por ello un técnico externo ha estado estudiando en profundidad las posibilidades. Sabemos que es fundamental para el desarrollo de nuestro pueblo y por eso es tan importante que la Conselleria la haga suya”.

De hecho, esa propuesta se ha podido consensuar con la Subdirección General de Movilidad, con la que el equipo de gobierno ha mantenido numerosos contactos y reuniones en el marco de la revisión del Plan General. La última tenía lugar el pasado mes de febrero, cuando los técnicos de la Subdirección y los redactores del documento se desplazaron hasta Altea para cerrar la propuesta que ahora se ha presentado.

Además, el alcalde de Altea, Jaume Llinares, ha participado junto con otros alcaldes en todas las acciones promovidas desde la Conselleria para hacer llegar al gobierno central esa necesidad de prever las infraestructuras que habría que ejecutar para mejorar los problemas de tráfico en los pueblos valencianos afectados por la N-332 y otras redes viarias en el escenario de la futuro liberación de la AP-7.

Para la concejala de Urbanismo “el anuncio del nuevo gobierno central de no prorrogar la concesión y el hecho de haber conseguido que Altea aparezca en el documento redactado por la Conselleria nos permite afrontar proyectos como la remodelación del frente litoral en uno de los escenarios más favorables que habíamos previsto en la Estrategia para la Regeneración de la Fachada Marítima”.