Altea acoge un pleno extraordinario del municipio suizo de Walenstadt

El Alcalde de Altea anuncia el propósito de ambas poblaciones de hermanarse.

La Casa de Cultura de Altea ha acogido esta mañana el pleno extraordinario celebrado por el Consejo Municipal de Walenstadt (Suiza). El pleno ha sido presidido por su alcalde, Angelo Umberg, que ha estado acompañado por los representantes municipales: Pascal Dürr (primera vicepresidenta y presidenta de la junta escolar), Bernhard Oehy (consejo municipal), Roland Sidler (consejo municipal) y Kevin Mollet (secretario del consejo municipal).

El alcalde de Altea, Jaume Llinares, los concejales del equipo de gobierno, y otros de la corporación municipal, han estado presentes durante la celebración del plenario donde han podido intercambiar impresiones sobre el funcionamiento de las dos administraciones municipales, la alteana y la de suiza. Además, durante el acto también se ha proyectado un vídeo sobre esta comuna suiza del cantón de San Galo, ubicada en el distrito de Sarganserland a orillas del lago Walen.

Jaume Llinares ha explicado que este pleno celebrado en Altea se enmarca en la tradición de las corporaciones de los pueblos suizos que cada año realizan un viaje de legislatura. ”Esta experiencia sirve para compartir ideas y aprender sobre el funcionamiento de otros municipios, así como para comparar los recursos de los dos municipios”, señalaba el alcalde.

Para el alcalde de Altea este pleno ha sido ”un motivo de satisfacción que se fijen en nuestro pueblo para celebrar un pleno y poder intercambiar experiencias de gobierno entre los dos municipios”.

Además, Jaume Llinares ha anunciado la propuesta del Ayuntamiento de Altea de hermanar los dos municipios, ”mantenemos una excelente relación con Walenstadt y tenemos mucho que aprender entre los dos municipios, queremos seguir compartiendo conocimientos sobre el funcionamiento administrativo en el resto de Europa, porque estamos seguros de que nos servirá para mejorar los servicios que prestamos a la ciudadanía”.

Finalmente, y tras el intercambio de regalos entre las dos poblaciones, el alcalde de Walenstadt ha firmado en el Libro de Honor del Ayuntamiento de Altea donde también ha expresado su intención de hermanar a los dos municipios.