Las Concejalías de Comercio y Medio Ambiente de Altea refuerzan las acciones de limpieza y concienciación para evitar la propagación de los residuos generados por los mercadillos

La finalidad del Departamento Municipal de Comercio es terminar con la propagación de estos residuos en zonas sensibles como la del río Algar

El pasado día 5 de junio tuvo lugar una reunión entre la concejalía de Comercio  y  responsables de la gestión de la Empresa Pública de Desarrollo Municipal (PDM) con el objetivo de evitar la propagación de los residuos generados por la actividad de los mercadillos  en Altea y reforzar la labor de limpieza en la zona.

Como ha explicado Anna Alvado, edil responsable de Comercio, ‘’desde el inicio de legislatura, por parte de la concejalía de Comercio,  se ha intentando mediante  varias acciones  la eliminación o  disminución de los residuos que se generan por la actividad de  los mercadillos. Hemos conseguido un gran avance en la gestión de dichos residuos ya que los vendedores ambulantes del mercadillo de la fruta y la verdura han puesto su voluntad en ello’’, señalaba la edil. Además, añadía, ‘’desde el cambio de ubicación del mercadillo de la fruta y verdura a la avenida de La Nucia se ha observado  una notable mejoría en cuanto a la gestión de recogida y depósito de residuos, pero continuando dicho trabajando para conseguir mejoras semana a semana’’.

En el mercadillo de la ropa, ubicado en el aparcamiento junto al río Algar, también se han llevado diversas acciones como la colocación de distintos tipos de contenedores y en mayor cantidad en la zona de actuación; la entrega de bolsas de recogida a las personas que ejercen la actividad y la realización de diferentes reuniones y charlas de concienciación medioambiental. ‘’Sin embargo, hemos observado que se hace necesario intensificar el trabajo de concienciación en esta zona, pues no hemos obtenido los resultados esperados’’, explicaba Alvado. Por ello, y con el objetivo de reforzar el efecto de estas acciones, y tras la aprobación de la nueva ordenanza reguladora de la venta no sedentaria, la finalidad del Departamento Municipal de Comercio es terminar con la propagación de estos residuos en las zonas sensibles como la del río Algar. La Concejala del área manifestaba que “contamos con la colaboración de la Empresa Pública de Desarrollo Municipal que a  partir de ahora estará presente junto  a un responsable municipal en el desmonte de los puestos con la finalidad de solicitar a los vendedores y vendedoras que lleven  a cabo una correcta gestión de residuos y, a su vez, evitar que los residuos esparcidos se desplacen al río y a la carretera”.

Además, y en colaboración con la concejalía de Medio Ambiente y la Asociación De Amicitia, se  iniciará  una campaña de concienciación, tanto para las personas que ejercen la actividad de la venta no sedentaria como los usuarios del mercadillo. Desde la próxima semana y durante todo el verano, los voluntarios de esta asociación asistirán los martes a los mercadillos con la finalidad de concienciar a todas las personas a cerca de la importancia de no ensuciar y respetar nuestro entorno. En este sentido, Anna Alvado manifestaba su agradecimiento a ‘’la colaboración de todas aquellas personas que desde el primer momento han colaborado en pro de una buena gestión de residuos, como se ha podido comprobar en el mercadillo de la fruta y la verdura. Por desgracia, en el mercadillo de la ropa no ocurre lo mismo, son muchos los puestos que sí recogen sus residuos, pero la gran mayoría no lo hacen y esto provoca una gran dispersión de los mismos por toda la zona. Esperemos que con estas acciones de concienciación e información se pueda reconducir la situación y  consigamos nuestros objetivos en pro de una buena gestión de residuos por parte de todas las personas que visitan el mercadillo, tanto las que trabajan en el mismo como los usuarios”.