L’Alfàs se propone reducir las emisiones de CO2 derivadas de la actividad municipal

L’Alfàs se propone reducir las emisiones de CO2 derivadas de la actividad municipal

Las emisiones de gases de efecto invernadero, resultantes de la actividad del Ayuntamiento de l’Alfàs, están por debajo de la media nacional, según se desprende del cálculo de la huella de carbono municipal.

Una herramienta de trabajo muy valiosa “ para reducir y mitigar los efectos del cambio climático”, según ha manifestado la concejala de medio ambiente, Rocío Guijarro, en la presentación de las primeras conclusiones del estudio, ante representantes de las asociaciones vecinales: Cuidemos el Albir y We Love Albir; la ONG Rotary Club Internacional de l’Alfàs y el IV Grupo Scouts de l’Alfàs.

La implicación de la ciudadanía, desde estas y otras asociaciones y entidades, resulta imprescindible, así lo ha resaltado la edil, que ha querido reconocer públicamente su colaboración en el Día Mundial del Medio Ambiente. Sin ir más lejos, este domingo, 10 de junio, como ha anunciado el presidente de la asociación We Love Albir, Dino Trubbianelli, a las 18.00 horas se procederá a realizar una nueva limpieza en el bulevar de los músicos, para evitar la llegada de los plásticos al mar. Y el 24 de junio desde las 10.00 horas, el Rotary Club l’Alfàs Internacional acometerá una limpieza de costas y fondos marinos, como ha presentado Ana Climent, integrante de la ONG sin ánimo de lucro. Por su parte, Emilio Lenguazco, de la asociación Cuidemos El Albir, y Aaron Rivera, coordinador del IV Grupo Scouts de l’Alfàs, han manifestado su apoyo a ambas iniciativas, a la par que han recordado mantienen activas campañas de concienciación durante los 365 días del año. Cuidemos el Albir con proyectos para fomentar el reciclaje y uso racional del agua, y el IV Grupo Scout como miembros de Scouts España, la primera asociación ecologista que ha existido en el país, fundada hace más de un siglo. “Debemos entre todos considerar nuestra ciudad como un espacio que nos pertenece, y participar activamente en acciones que contribuyan a su recuperación” han sido las manifestaciones que de manera reiterada ha realizado la concejala de medio ambiente de l’Alfàs

L’Alfàs quiere convertirse en territorio CO2 neutro

El Ayuntamiento de l’Alfàs del Pi se ha propuesto reducir las emisiones de CO2, derivadas de la actividad municipal, y como paso previo, ha recabado los datos de las emisiones, directas e indirectas, generadas por la actividad municipal: calefacción y climatización, transporte y consumo energético eléctrico, quedando pendientes por determinar el análisis de las emisiones indirectas no controladas por el Consistorio.

Los resultados iniciales del estudio de la huella de carbono son alentadores, las emisiones de gases por estos conceptos están por debajo de la media nacional, son bajas, y con proyectos municipales inminentes, como el cambio de 4.000 luminarias públicas “conseguiremos que el Ayuntamiento de l’Alfàs, en unos años, sea un territorio C02 neutro, con gran calidad de vida”, ha manifestado la concejala de medio ambiente, Rocío Guijarro

Resultados Cálculo Huella de Carbono

Se han estudiado las emisiones directas e indirectas de la actividad municipal, quedando pendiente de terminar el análisis de emisiones indirectas no controladas por el Ayuntamiento. Como resultado de los estudios realizados, se han identificado unas emisiones totales de CO2 equivalente de 2.074,72 toneladas. Según el siguiente desglose.
Alcance 1: 244,89 toneladas de CO2 equivalente. Instalaciones fijas de calefacción y climatización: 94,48 toneladas de CO2 equivalente. Flota de vehículos municipales: 150,41 toneladas de CO2 equivalente.

Alcance 2 consumo eléctrico municipal: 1.829,83 Toneladas de CO2 equivalente. Del análisis de estos datos se puede deducir que dada la benignidad climática de l’Alfàs del Pi, las emisiones derivadas de la calefacción y climatización son muy reducidas, pues apenas son necesarias la utilización de calderas, suponiendo un 4,57% de las emisiones totales.

En cuanto a la flota de vehículos municipales, suponen la segunda fuente de emisiones, aunque es de indicar que son bastante reducidas debido a la eficiencia de la flota y la realización de trayectos cortos, pues el termino municipal de l’Alfàs es pequeño. Estas emisiones suponen el 6,85%. En cuanto a las emisiones del alcance 2, derivadas del consumo energético, las cuales suponen el 88,57% del total, se puede deducir que existe una gran posibilidad de reducción por mejora en diferentes líneas: incorporación de energías renovables, aprovechando el potencial fotovoltaico municipal y mejora de la eficiencia energética de los edificios y equipamientos, así como de la iluminación exterior municipal, gracias a los fondos europeos EDUSI, que contemplan para los próximos años inversiones locales de más de 3.000.000 de euros en proyectos medioambientales.

Compensación de las emisiones de CO2

El mismo estudio indica, para compensar la emisiones de CO2 derivadas de la actividad municipal, serán necesarios 59.278 árboles, lo que supondría una masa forestal aproximada de 118,56 hectáreas En este sentido, en la actualidad l’Alfàs cuenta con 110,20 hectáreas de superficie forestal municipal, estando muy cerca de la superficie necesaria para compensar o neutralizar las 2074,72 toneladas de CO2 calculadas. “Gracias a las políticas de protección de los entornos naturales, promovidas por este Ayuntamiento, se ha conseguido conservar una masa forestal suficiente para neutralizar el 93 % de las emisiones provocadas por la actividad municipal.

El papel de la ciudadanía es participar activamente en el desarrollo de su municipio, los pequeños gestos cotidianos son fundamentales, y este domingo 10 de junio se volverá a poner de manifiesto que así es, con la jornada de limpieza propuesta por la asociación We Love Albir, agrupación vecial integrada por más de 2.600 miembros, la mayoría de nacionalidad extranjera. Como la limpieza de fondos del 24 de junio, organizada por el Rotary Club Internacional de l’Alfàs, “trabajar la concienciación y que l’Alfàs llegue a ser una ciudad sostenible por voluntad propia de quienes residimos aquí”, apunta desde la ONG Ana Climent. Sumando esfuerzos la asociación vecinal Cuidemos El Albir y el IV Grupo Scouts de l’Alfàs, todos diferentes pero unidos por un mismo interés común. Posicionar l’Alfàs como territorio sostenible y saludable, referente en gestión medioambiental.