La Concejalía de Ciclo Hídrico ejecuta mejoras en la red de agua potable de Altea la Vella y da el primer paso para llevar agua del Consorcio al Áramo

Como responsable del área de Ciclo Hídrico, el edil Roque Ferrer informa de las mejoras que se están llevando a cabo en la red de agua potable en Altea la Vella, consistentes en la renovación de la misma en un tramo paralelo a la CV-755.

“Se ha procedido a una mejora de la infraestructura de distribución de agua potable, concretamente desde la nueva rotonda para el acceso a la Avda. Principal de la Sierra hasta el cruce que conecta con la zona del Anxoveta “; ha explicado Ferrer.

Roque Ferrer destaca que “gracias a estas obras, que son absolutamente necesarias para la mejora del servicio en Altea la Vella, sumamos 300 metros más de tuberías para distribución de agua potable que dejará de estar en contacto con fibrocemento, porque el nuevo material empleado será polietileno reticulado de alta densidad de un diámetro nominal de 100 mm, con nuevas piezas especiales para minimizar la afección de cortes de agua a futuro porque permiten sectorizar la red”.

Además, “por otro lado se ha sustituido un tramo de tubería que conecta los depósitos de agua potable de Sant Xotxim con el de Altea la Vella, la que discurre por debajo de la CV-755 ampliando el diámetro nominal de 300 a 400 mm y cambiando el material de fibrocemento en fundición esferoidal con la mejora de salubridad”; ha añadido el edil, quien ha apuntado que son varias las razones por las que se ha acometido la mejora.

Cuatro son las motivaciones aportadas por el concejal para ejecutar las obras, “el nuevo material de las tuberías soporta las presiones generadas por el transporte de agua del Consorcio desde el depósito de Sant Xotxim hacia el de Altea la Vella; “debido al reasfaltado de la carretera de Callosa, titularidad de la Conselleria, se nos ha obligado a actuar ya para no tener que volver a abrir el pavimento y hacer un parche en el futuro en la citada carretera”; “aprovechamos la actuación para reconducir el trazado de la conducción por terreno público, dejando de transportar el agua por suelo privado con las dificultades que ello supone para las dos partes”. Y en cuarto lugar y destacado, “porque la intención de la actual concejalía de Ciclo Hídrico es poder abastecer, en un futuro, con agua procedente del Consorcio de Aguas de la Marina Baixa al Plan Parcial el Áramo -Altea Hills, Urlisa , Mascarat, etc – cuando la sequía lo imponga y si lo necesitara Altea la Vella también”. “La práctica actual, nos aboca a estas mejoras para superar las dificultades hídricas del momento y garantizar el suministro con cantidad y calidad en las áreas referidas”. Ha matizado el responsable municipal de Ciclo Hídrico.

El concejal ha explicado que “estas obras son sufragadas inicialmente por el Ayuntamiento, pero luego le endosaremos el coste de las obras a la concesionaria Aguas de Altea para que lo asuma con cargo a la partida de inversiones, de mejora de las instalaciones municipales, como hemos hecho con el resto de obras para poder salvar de esta manera los precios abusivos de las obras que estaba acostumbrada a ejecutar la UTE Aguas de Altea”.

Finalmente, Roque ha aclarado que, “al igual que otras obras de este tipo que hemos estado realizando, las tuberías de fibrocemento se dejan enterradas ya que es lo que recomienda el código de buenas prácticas de la gestión de residuos cuando no se procede a la ruptura e interacción con el fibrocemento, y así lo ratifica un informe técnico que encomendamos a un especialista”.