Benidorm recibe más de 400.000 euros de fondos europeos para crear nuevos tramos de carril-bici y unir toda la red de Levante

Ayuntamiento y Generalitat cofinancian esta actuación que llegará a once calles y que se traducirá en 11 kilómetros de vía

Benidorm recibe más de 400.000 euros de fondos europeos para crear nuevos tramos de carril-bici y unir toda la red de Levante

El Ayuntamiento de Benidorm ha obtenido una subvención de 406.664,61 euros procedente de fondos europeos para desarrollar un proyecto que permitirá crear nuevos tramos de carril-bici y unir toda la red de Levante. El alcalde, Toni Pérez, ha informado que el Diario Oficial de Comunidad Valenciana (DOCV) publica hoy la resolución de las ayudas lanzadas por la Generalitat para financiar proyectos locales de fomento de la movilidad urbana sostenible. En base a esa resolución, se ha concedido a Benidorm el 50% del coste del proyecto, que es el máximo marcado en la convocatoria. El otro 50% deberá aportarlo el Ayuntamiento.

El alcalde ha recordado que el proyecto ‘Anillo ciclista de Levante y ramales de conexión’ fue aprobado por el pleno y está basado en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), aprobado a su vez en junio de 2016.

Pérez ha destacado que la obtención de esta subvención “viene a mostrar el trabajo serio y coherente en base a una estrategia de ciudad que han desarrollado los departamentos municipales, y en un eje fundamental para la gestión de este gobierno como es la movilidad”.

Este proyecto plantea implantar el carril-bici en diversas vías de Levante hasta sumar algo más de 11 kilómetros de nuevos tramos. En algunas calles, esa implantación se hará reconvertirlas en ciclo-vías. Adicionalmente, el proyecto plantea instalar reductores de velocidad y otros elementos singulares –algunos vinculados a las nuevas tecnologías- como tótems, cámaras, pilonas, protectores de carril-bici, señalización de rutas o hitos.

La implantación de estos nuevos tramos permitirá configurar un anillo de carril-bici que se extenderá desde la rotonda de la Comunidad Europea con Europa hasta la Ermita de Sanz, a través de la antigua N-332, y enlazará con el tramo realizado por la Diputación Provincial de Alicante en la CV-753 –la carretera que conecta con El Albir. Pero además, “se va a abordar la intervención, adecentamiento y mejora de las dos entradas en Benidorm desde Altea y l’Alfàs del Pi”, que son a su vez “fundamentales en los tránsitos diarios de la comarca”.

Según los detalles del proyecto, en las avenidas Comunidad Valenciana y Admirall Bernat de Sarrià el carril-bici se implantará en los laterales de la calzada ya que tendrá carácter ciclopeatonal, mientras que en la avenida de Europa discurrirá por el centro de la vía siguiendo el modelo de Alfonso Puchades o Jaime I. En Ametlla del Mar, Doctor Severo Ocho, Estocolmo, Montecarlo, Rumanía, Marsella y Nápoles operará el modelo de ciclo-vía. Por otro lado, los reductores de velocidad se instalarán en las avenidas Comunidad Valenciana, Admirall Bernat de Sarrià y Severo Ochoa.

Además de la mejora y fomento de la movilidad sostenible, el proyecto es también un guiño al turismo deportivo, ya que la implementación del carril-bici se realiza en la zona de influencia del Parque Natural de Serra Gelada y de algunos de sus elementos más singulares e icónicos como la subida a la Cruz, la Torre de Les Caletes y la Punta del Cavall.