Seis cortometrajes se reparten los premios del II Skyline Film Festival de Benidorm

El certamen baja el telón tras dos días de proyecciones y gran acogida entre el público

Seis cortos se reparten los premios del II Skyline Film Festival de Benidorm

Seis cortometrajes se han repartido los siete premios de la segunda edición del Skyline Film Festival de Benidorm, que se ha desarrollado a lo largo del fin de semana y que esta mañana ha bajado el telón con una gala final y después de dos días de proyecciones.

La gala final se ha celebrado en el Salón de Actos, y ella han asistido, entre otros, el alcalde, Toni Pérez; la concejal de Cultura, Ana Pellicer; miembros de la corporación; la directora del certamen, Beatriz Hernández; los integrantes del jurado: Pepe Jordana, Eva Vizcarra, Saida Benzal y Jaume Bayarri; representantes de las empresas patrocinadoras del festival; así como gran parte de los creadores de los 20 cortometrajes seleccionados.

El premio al mejor corto Nacional ha sido para ‘Cavalls Morts’, de Marc Riba y Ana Solanas; mientras que ‘Scratch’, de David Valero, ha obtenido el galardón al mejor corto Valenciano y a la mejor Fotografía. La mejor Dirección ha sido para ‘Bye bye baby’, de Pablo Pastor; la mejor Producción, para ‘Los hombres de verdad no lloran’, de Lucas Castán; y ‘Sputnik’, de Vicente Bonet, ha logrado el premio a la mejor Banda Sonora. El galardón a mejor escritura de Guión ha sido para Lorenzo Beites por ‘El patio’.

Tras la entrega de premios se han proyectado las obras audiovisuales ganadoras del Skyline, que se consolida como festival después de la experiencia del pasado año como muestra de cortometrajes. De hecho, la organización recibió 200 trabajos, 20 de los cuales fueron seleccionados para participar en el festival, recibiendo cada autor 200 euros en concepto de pago por visión. Además, más de 40 autores presentaron sus trabajos al certamen de guión.

El alcalde ha reafirmado el apoyo del Ayuntamiento a este festival, en sintonía con la apuesta de Benidorm por la cultural, por el sector audiovisual y por reposicionar la imagen de la ciudad haciendo de ella plató para producciones cinematográficas, televisivas o publicitarias.

Por su parte, la directora del festival ha destacado la buena acogida que esta segunda edición del Skyline ha tenido entre el público, que ha llenado el Aula de Cultura de la Fundación CAM en los cuatro pases de cortometrajes programados el viernes y sábado. Unas proyecciones a las que han seguido animadas charlas y debates entre los creadores de los cortometrajes y el público asistente.

La programación del certamen se ha completado con una proyección paralela de cortometrajes locales y realizados en la provincia de Alicante, con una mesa redonda sobre la ‘Evolución del cortometraje español en los últimos 10 años, y su trayectoria por festivales’, y con un taller de ‘stop motion’ para los más pequeños.