El edil de Infraestructuras de Altea anuncia la ampliación de juegos del parque de la Playa de La Roda

El Concejal de Infraestructuras, Roque Ferrer, ha informado de la renovación del parque situado en la playa de la Roda. Una remodelación que ha tenido lugar gracias a la ayuda de la Agencia Valenciana de Turismo, una vez presentada la documentación pertinente por parte del  área de Infraestructuras para poder acogerse al proyecto.

El edil de Infraestructuras ha avanzado que “se van a instalar  una serie de juegos del modelo Arrecife, que constan de estructura de acero inoxidable con dos torres y dos toboganes unidos entre sí con diferentes elementos lúdicos destinados a niños y niñas de 3 a 7 años “.

Ferrer ha explicado que “estos juegos que se instalarán a través de la Agencia Valenciana de Turismo se encuentran en una zona de dominio marítimo-terrestre, competencia del Ministerio de Medio Ambiente, el cual gestiona el servicio provincial de Costas, quien ha dado su consentimiento para su instalación por su carácter fácilmente desmontable, pero ha negado que procedamos a depositar arena en la zona de seguridad del juego para que absorba parte de la energía de los cuerpos de los niñas y niños que hacen uso de la instalación, por lo que ya hemos manifestado nuestras alegaciones a la arbitrariedad del servicio provincial de Costas para que en la playa del Albir, sin ir más lejos, sí que autorizaron la deposición de arena”.

“Por lo tanto, mientras, hemos procedido rellenar la zona de seguridad con material de la misma playa con la granulometría más pequeña disponible para aproximarnos a la absorción de energía que ofrece la arena”. Ha añadido el responsable municipal de Infraestructuras.

“La instalación de estos nuevos juegos en la zona de la playa de la Roda entra dentro del programa municipal de instalación de parques infantiles en nuestro municipio, como el que se colocará al lado de la calle la Trompa que además incluirá juegos adaptados para que todos los niños y niñas puedan beneficiarse de igual manera y disfrutarlos”. Concluía Roque Ferrer, concejal de Infraestructuras de Altea.