Nino Guillén ofreció el pasado martes una estupenda conferencia sobre fotografía en El Faro de Alejandría

Fotografiar es ver como el presente se vuelve pasado

La imagen puede contener: una persona, pantalla e interior

Isabel López Villanueva.- En la tarde del pasado martes 24 de abril, con el tema: “La fotografía: un arte en tus manos”. “El Faro de Alejandría Benidorm” recibió la visita de Bernardino Guillén Sarabia, más conocido como “Nino”.

Nació en Ceutí (Murcia), aunque lleva cerca de 40 años por estas tierras Alicantinas. Hace mucho tiempo que se dedica al alquiler de apartamentos Turísticos en Benidorm. Y otros quehaceres… Con tan solo 20 años ya había realizado unas 20.000 fotografías, de las que conserva 12.000 publicadas en diferentes páginas y grupos de Facebook.

Comenzó la charla diciendo que uno de sus hobbies es la fotografía, no como profesión, sino por afición. Su pasión son los paisajes, las nubes, las plantas, la naturaleza y la luz, importante al 50% para conseguir una buena instantánea.

Citó las palabras de Martine Franck, ella, supo elegir con mimo las imágenes que quería captar y dijo: “Una fotografía es un fragmento de tiempo que no volverá”. Cierto, expresan sentimientos, al conseguir un instante irrepetible que jamás regresará, cualquiera que las mire, verá la huella de aquel preciso segundo, sugiriendo odio, amor, ternura… Nos aconsejó, que no es necesario comprar la mejor cámara, si luego, no sabemos plasmar las emociones.

Siguió la charla proyectando decenas de imágenes de los inicios de la fotográfica, con originales tomados por él y por otros. Explicando la revolución de esta técnica, donde hoy hacen de todo, gracias a la tecnología y la manipulación del Photoshop, donde la línea entre realidad y lo ficticio es tan delgada, que cada vez es más complicado distinguirlas. Tendemos a suponer que lo que vemos es una representación exacta, pero no siempre lo que percibimos es real, a veces es un montaje.

Las fotos difuminadas y cómo dominar la técnica de enfoque. La evolución del mundo del deporte con cámaras de alta resolución que son capaces de captar la milésima de segundo. El microfilm, sistema de archivo, gestión y difusión. Hace unos 80 años, era un negativo de 1 cm. hoy obsoleto por los costos de mantenimiento y porque ahora en un pen driver se puede almacenar miles de páginas.

Mostró fotos científicas, con avances tecnológicos que permiten ver la tierra desde el espacio por satélite, y fotografiar la estructura humana destacada como: la Gran Muralla china o las grandes pirámides del antiguo Egipto. Y un punto blanco en el sudeste español con miles de hectáreas de plástico, los invernaderos de Almería.

Las primeras imágenes obtenidas mediante rayos X consideradas fotografías. La cartografía, una ciencia antigua cuyo fin era ofrecer una representación gráfica fiable del territorio. Actualmente: topográfica, orto-fotos e imágenes aéreas por satélite que giran en una órbita permitiendo al sensor obtener diariamente imágenes de la superficie de nuestro planeta, importante para prevención de incendios o controlar incidencias.
Fotos de guerra y reporteros.

Contó anécdotas del ejército de artillería en el norte de Tenerife, La Laguna, donde él realizó su servicio militar. En las maniobras bombardeaban mientras él, hacía fotos con una cámara especial, sin distorsión, aquel carrete que utilizaba se positivaba.

Los retratos siempre expresan algo en sus luces y sombras, son las más difíciles y complicadas porque la persona no se gusta, pasa igual con la voz.

Fotos de ojos, en un par de años podremos ver en nuestros ojos, reflejada a la persona que está enfrente, haciendo la foto. (Muestra pruebas)

Fotos en niños, Son más naturales que los adultos, pero, hay que agacharse para fotografiarlos, ponerse a su altura.

La imagen puede contener: 6 personas, personas sonriendo, personas de pie

Gracias a la fotografía antigua en blanco y negro, vemos hoy los cambios inmortalizados en una sociedad acorde con la mentalidad de otras épocas de la historia, donde parecía un milagro el revelado, y solo se utilizaban algunos trucos caseros. Mostró negativos antiguos, de los que conserva unos 15.000 y digitales unos 150.000.

Fotos de bodas originales, y otras, con astucias de laboratorio y ordenador.

Fotos de catálogo y publicidad para atraer al cliente, importante y difícil.
Gracias “Nino” por deleitándonos con este mundo fascinante. Nunca existió ese sentimiento de felicidad al pasar el día viendo fotos antiguas de viajes, familiares o incluso de uno mismo más joven. Esa expresión tan profunda, nunca podrá ser superada. “Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje”.