La peatonalización de Tomás Ortuño potencia el comercio tradicional

En la calle también confluye el eje cultural formado por el Museu ‘Boca del Calvari’ y ‘l’Hort de Colón’

Grabación en Tomás Ortuño.

Las cámaras de la campaña de promoción del comercio tradicional ‘Benidorm fet a mà’ se han trasladado esta mañana a la calle Tomás Ortuño, una de las vías más concurridas de la ciudad. La iniciativa, desarrollada conjuntamente por los estudiantes de primer curso del Grado de Marketing y Publicidad del IES Pere Maria Orts i Bosch y las concejalías de Comercio y Empleo, han buscado, en esta primera visita a la zona, la opinión de algunos de los establecimientos con más solera y han testado entre los propietarios los efectos de las reformas urbanísticas que se han llevado a cabo recientemente.

La responsable de Comercio, Ana Pellicer, ha acompañado a los alumnos Adrián Luengo y Roberto Martínez, en la grabación de las entrevistas y tras los primeros intercambios de opinión con los profesionales ha destacado “el aumento significativo del tránsito de peatones” y cómo los comerciantes “se están adaptado” a un nuevo perfil que incorpora, por ejemplo, a los turistas que “antes solo paseaban por la playa”. La edil, que también es concejal de Cultura, ha hecho hincapié en que a ello también ha ayudado el hecho de que en Tomás Ortuño “confluyan dos ejes de dinamización cultural de la ciudad como son el Museu ‘Boca del Calvari’ y ‘L’Hort de Colón’”.

Las obras de peatonalización de Tomás Ortuño se iniciaron el año pasado en su parte baja y en 2018 han concluido las de la parte superior. En esta primera visita a la calle de ‘Benidorm fet a mà’, han participado los comercios Ferretería Costa Blanca, Supermercado Llorca, Frutos secos ‘El Buen Gusto’, Gráficas Maravall, La alacena blanca y Minigarden.