Comienzan en l’Alfàs les Festes de Sant Vicent del Captivador

Comienzan en l’Alfàs Les Festes de Sant Vicent del Captivador

En la Iglesia de San José de l’Alfàs han comenzado oficialmente Les Festes de Sant Vicent, con la bendición y entronación de la escultura donada al Ayuntamiento por José Soler Pérez, coautor junto a Rafael Frías y Ángela Castillejo del libro: “Historia de un Legado, El Santísimo Cristo del Buen Acierto y L’Alfàs del Pi”, historiador y vecino muy comprometido con la defensa del patrimonio histórico, cultural y natural del municipio y de la comarca.

No podía comenzar el Any Jubilar de Sant Vicent, explica José Soler, sin tener el pueblo una imagen del santo, “máxime cuando está documentado que en 1770 si había una talla suya en la Iglesia de San José de l’Alfàs”. Si a esto añadimos que fue un alfasino, Roque Devesa Pérez, quien construyó en 1803 la Ermita del Captivador, por entonces territorio de Polop, adquiere mayor relevancia la celebración esta tarde en l’Alfàs del Pi de la apertura oficial del “Any Jubilar Vicentí”.

El alcalde de l’Alfàs, Vicente Arques, ha destacado la dedicación del historiador alfasino, José Soler, “de salvaguardar el patrimonio, material e inmaterial”, no sólo de nuestro municipio sino de toda la comarca. “Su disposición altruista y constante por colocar a su municipio en el lugar que le corresponde, nos llena de orgullo y merece todo el reconocimiento de la comunidad”. Fue un alfasino quien construyó la Ermita del Captivador que cada año aglutina a los vecinos de la Marina Baixa, y es un alfasino subraya Arques “quien hoy dona una escultura de Sant Vicent a nuestro pueblo, a su pueblo y queremos agradecerle su generosidad públicamente”. José Soler preside la Associació II Centenari de la Ermita de Sant Vicent del Captivador desde su constitución en 2001.

Con la solemne bendición y entronización de la imagen de San Vicente Ferrer en la Parroquia de San José, y la participación de la Coral Polifónica l’Alfàs Canta, esta tarde ha comenzado el Año Jubilar Vicentino, gracia concedida por la Santa Sede con motivo del sexto centenario de la muerte de Sant Vicent Ferrer, patrón de la Comunidad Valenciana, celebración que culminará en abril de 2019.