¿Qué se puede hacer con el Armanello?

Resultado de imagen de armanello benidorm

Bernat Mira Tormo.- Nos parece que tendríamos que estudiar muy bien, sobre qué aplicación dar a este terreno y que decisiones serían las más idóneas y rentables, para el mayor bienestar y calidad de vida de los ciudadanos de Benidorm, que en definitiva es de lo que se trata. Y como no pertenezco a ningún partido, ni estoy bajo ningún tipo de disciplina de ninguna clase y sólo me leen mi tío y mi primo. Pues puedo exponer lo que pienso libremente, como he hecho siempre. Y después a los que corresponda ya harán lo que tienen que hacer o lo que quieran o puedan.

Suponemos que tendremos que olvidarnos de la finalidad principal que se perseguía, cuando se planeó el plan del Armanello, que no era otra que construir cuantas más viviendas mejor. Esto que era tan rentable para algunos bancos, constructores, ayuntamientos y también para algunos políticos, se convirtió en una tomadura de pelo y en una mala pesadilla para los que tenían la necesidad de comprarse una vivienda para vivir en ella, o sea, para los que no la compraban para especular. Pues pagaron por la vivienda que compraron, casi el doble de su valor real, y estarán 40 años hipotecados pagando una vivienda que les costó mucho más de lo que vale. Esta es la otra cara de la especulación.

Nos hemos extendido en el tema de la vivienda, precisamente para no volver a caer en el mismo error, no creo que la construcción de viviendas en el Armanello, tenga ningún interés, al menos para los ciudadanos de Benidorm, ni económica ni socialmente. Quizá para otros sí lo tenga, pero para los ciudadanos no creo que tenga ningún interés.

Proponemos que en el Armanello, se podría hacer Un Buen Parque Botánico. Diseñado por algún buen ingeniero paisajista, que fuera sostenible, ecológico y de fácil mantenimiento. Un parque botánico bien montado, se convertiría en una atracción cultural por sí mismo y en un bienvenido pulmón verde.

Los parques botánicos siempre dan valor, calidad de vida y prestigio a una ciudad y a sus establecimientos hoteleros. Y Benidorm no iba a ser una excepción.

Y puestos a proponer, proponemos que el parque se debería dedicar a la memoria del mejor alcalde que ha tenido Benidorm, o sea, Parque Botánico Pedro Zaragoza Orts. Claro está, que eso sería si tuviera el suficiente apoyo de los vecinos, que en definitiva, son los que en última instancia pueden decidir a través del voto.

Y junto al Parque Botánico, en el mismo terreno del Armanello. Se podría hacer una extensión universitaria. ¿Hay mejor lugar en Benidorm para hacer una extensión universitaria, que junto al hipotético Parque botánico del Armanello?

Ya sé, que son o deberían ser los ayuntamientos y los políticos, los que suelen encargarse de esto. Pero a veces no está demás, el recordarles casos como la casa de cultura, que lleva ahí desde ni se sabe cuándo, siendo el testimonio, de la desidia de un pueblo. Y de paso de nuestros políticos y demás dirigentes.

Lo de la extensión universitaria en Benidorm, no es un capricho. La pedimos porque sin la extensión universitaria, el futuro de Benidorm, tal y como está ahora el panorama laboral, necesita diversificar sus fuentes de trabajo de calidad, para no depender sólo del actual trabajo precario de la Hostelería. Por eso sería muy interesante, que además de los estudios técnicos de investigación, que se pudieran traer también a Benidorm, una facultad universitaria sobre gastronomía al más alto nivel posible, para ayudar a poner a la hostelería de Benidorm, en el lugar que le corresponde.

Porque necesitamos una hostelería decente, con buenos profesionales y bien pagados. Porque una hostelería que no pague bien a sus trabajadores, no es más que una hostelería y unos empresarios de chicha y nabo, y ese tipo de hostelería y de empresarios no los queremos ni para Benidorm, ni para ninguna parte.

Somos conscientes de las dificultades. Como también lo somos, de la necesidad de no perder el tren de la innovación tecnológica y cultural, porque nos va todo en ello, y no tanto a nosotros, como a nuestros hijos y nietos.

Sabemos que esto no es nada fácil, nadie cree que esto sea fácil, como tampoco lo es para Gandía, Alcoy, Ontinyent, Altea, etc. Que también tienen extensiones universitarias o están en trámites para ello. Y si ellos pueden conseguirlo, nosotros también debemos luchar hasta conseguirlo.

Sin Extensión Universitaria, lo que no va a ser fácil, es conseguir aumentar el nivel cultural, científico y económico, que necesita Benidorm para aumentar nuestro capital humano, y no ser ciudadanos de segunda. Y no hemos votado para hacer lo que sea fácil, hemos votado para que intenten resolver los problemas que tienen Benidorm y sus ciudadanos.