L’Alfàs destina más de 700.000 euros a las obras del barrio noruego

Una vez formalizado el inicio de las obras, con la firma del acta de replanteo in situ, comienzan hoy los trabajos de renovación de infraestructuras básicas en las calles Oslo y Noruega, de ahí el nombre de barrio noruego.

Con un presupuesto de 723.409 euros, y un plazo de ejecución de seis meses, se va a renovar la red de saneamiento y pluviales, asfaltado, aceras, y luminarias con tecnología led “además de la reconversión de un solar municipal de la calle Oslo en parking público”, puntualiza el concejal de urbanismo del gobierno de l’Alfàs del Pi, Toni Such, quien al mismo tiempo aclara que durante el tiempo que duren las obras, no será necesario cortar el tráfico por la zona, aunque si reconducir las direcciones, dependiendo de por donde avancen los trabajos.

El barrio noruego ocupa un espacio privilegiado en el mismo centro de l’Alfàs, frente a la Casa de Cultura. Algunas de sus viviendas, de tan sólo una y dos alturas, fueron de las primeras casas construidas en el municipio y comparten espacio con otros edificios más modernos. De ahí la necesidad de renovar las infraestructuras básicas, explica el concejal de urbanismo y portavoz de gobierno, el socialista Toni Such. “Una actuación consideramos prioritaria, que viene a dar respuesta a una importante demanda vecinal y en línea con el modelo urbano sostenible que propugnamos”. La constructora es HIDRAQUA, y contempla la implantación de la red de captación y canalización de las aguas pluviales, la renovación de la red de aguas residuales, la reordenación de la sección viaria y urbanización de las calles, y la reconversión de una parcela municipal existente en la calle Oslo en aparcamiento público. Los viales afectados por las obras serán las calles Oslo y Noruega, y será necesario señalizar el encuentro con Camí de la Mar y Avenida Exercits Espanyols.

Los informes técnicos contemplan todos los aspectos, desde la ampliación de las aceras actuales donde las circunstancias lo permitan, a fin de ganar en accesibilidad peatonal en el barrio, hasta las características y medidas de los colectores, de 400 y 500 mm de diámetro, según los tramos de los viales, “lo que nos da una idea del calado de las obras en marcha”, según el concejal de urbanismo. Además de la instalación de una tubería de PVC para la red de aguas residuales, y la ejecución de nuevas acometidas domiciliarias.

El presupuesto de las actuaciones, mejora de la red de abastecimiento y saneamiento en el barrio noruego, por 683.409’89 euros más la reposición de las luminarias públicas por 40.000 euros, permitirán recuperar una de las zonas más antiguas y bonitas del núcleo urbano en un plazo de ejecución de seis meses.